La Administración Trump no financiará a instituciones que recomienden clínicas abortistas

La nueva normativa en planificación familiar hace parte de una serie de esfuerzos que ha llevado a cabo la administración del presidente Donald Trump por enmendar la política en salud reproductiva / Imagen: La Gran Época.

El pasado lunes la administración Trump declaró que las clínicas financiadas por el estado deberán dejar de recomendar a las mujeres entidades abortistas que les faciliten ese servicio.De acuerdo con CBS News, el Departamento de Servicios Humanos y de Salud (HSS por sus siglas en inglés) dirigió una notificación a las clínicas para que no se refieran más mujeres a entidades que practican abortos, pidiendo además como requisito que las clínicas pongan fin a las finanzas conjuntas con dichas entidades abortistas.

La nueva medida que incluso prohíbe el funcionamiento de los servicios abortistas en el mismo espacio de las clínicas podría afectar considerablemente a la organización Planned Parenthood, ya que perdería decenas de millones de dólares en ‘planificación familiar’.

Quienes se oponen al aborto mostraron su apoyo a las medidas tomadas por la administración. Como señala The Daily Caller, Kristan Hawkins, presidente de Students for Life of America, expresó en un comunicado: “El embarazo no es una enfermedad curada por el aborto y poner fin a la conexión entre el aborto y la planificación familiar es una victoria para el cuidado de la salud con sentido común”.

Hawkins agregó que “Planned Parenthood ha violado el espíritu del programa de planificación familiar de Título X durante años al recaudar millones de dólares mientras comercializaban el aborto”.

Por su parte, Planned Parenthood, la organización que lleva a cabo más abortos en el mundo, comunicó que seguirá la puja legal para abolir las recientes regulaciones de la Casa Blanca.

Se conoce como Título X al programa de planificación familiar que se encarga de atender a aproximadamente 4 millones de mujeres cada año en clínicas independientes, muchas de las cuales están afiliadas a Planned Parenthood, que acapara la atención de un 40% de los clientes. Cada año el programa destina cerca de 260 millones de dólares para subvencionar clínicas.

La nueva normativa en planificación familiar hace parte de una serie de esfuerzos que ha llevado a cabo la administración del presidente Donald Trump por enmendar la política en salud reproductiva.

El anuncio se hizo público luego de que el Noveno Circuito de Apelaciones de Estados Unidos rechazara el pasado jueves una oferta para bloquear temporalmente una ley sobre fondos federales para clínicas abortistas, informó The Daily Caller.

La corte de apelaciones facilitó que una decisión del 20 de junio conservara una votación de 7-4, lo que permitió que la administración Trump finalmente elimine el financiamiento federal para aquellas clínicas que estén al margen de las nuevas regulaciones de Título X.

Redacción BLes