La Administración Trump destina 4.600 millones de dólares en ayuda humanitaria para inmigrantes

Con los fondos destinados se espera que haya una cobertura en atención para decenas de miles de personas que llegan cada mes y quedan bajo custodia del gobierno / Imagen: AP

El pasado lunes el presidente estadounidense Donald Trump firmó un paquete de 4.600 millones destinados al gobierno federal para que enfrente el masivo incremento de inmigrantes centroamericanos que llegan hasta la frontera entre Estados Unidos y México.

El proyecto bipartidista propuesto por el Senado había encontrado trabas para su aprobación en la Cámara de Representantes, presidida por los demócratas, ya que la oposición buscaba aprobar otra legislación que permitiera cambiar las condiciones de asilo para los inmigrantes detenidos en la frontera sur.

Sin embargo, el proyecto de ley impulsado por los demócratas se vio frenado ante la oposición del Senado -de mayoría republicana- y de algunos otros demócratas moderados. De acuerdo con el portal de noticias VOA, la Casa Blanca había rechazado la propuesta argumentando que ello perjudicaría las labores de seguridad fronteriza. Finalmente Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, terminó por aceptar el proyecto inicialmente propuesto por el Senado.

Con los fondos destinados se espera que haya una cobertura en atención para decenas de miles de personas que llegan cada mes y quedan bajo custodia del gobierno. Con el proyecto de ley también se buscan establecer parámetros para tratar con los inmigrantes.

La medida fue firmada por el presidente en el despacho oval de la Casa Blanca, en compañía del vicepresidente Mike Pence y el secretario de Salud y Servicios Humanos Alex Azar. En el evento protocolario el mandatario declaró: “Esta es una solución humana a un tremendo problema que inicia porque tenemos malas leyes migratorias”.

El nuevo proyecto ley se suma a los esfuerzos que ha venido concertando el gobierno federal de cara a un nuevo cambio en las políticas de asilo hasta entonces establecidas por la administración Obama, las cuales tienen una consecuencia directa en las masivas olas de inmigración hacia el país.

Por su parte, las nuevas medidas que pretende impulsar la Administración Trump pretenden establecer un control migratorio mejor regulado para los solicitantes de asilo y así evitar que se presenten trastornos en el proceso que den como resultado el ingreso de individuos con algún antecedente criminal, o de personas que aún necesitan esclarecer su estatus migratorio ante la ley.

Redacción BLes