EEUU: Demócratas bloquean el trabajo de los agentes de inmigración para proteger a indocumentados 

Bernie Sanders y Bill de Blasio, candidatos presidenciales por el partido demócrata.

La alcaldesa demócrata de Chicago, Lori Lightfoot, anunció recientemente que adoptó medidas para impedir el acceso a los datos de la policía por parte del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en Inglés). Lightfood hizo este comentario anticipando las redadas contra los inmigrantes ilegales anunciadas por el gobierno del presidente Trump para el domingo de este fin de semana.

Continuaré con mi promesa de “no cooperar” con el Servicio de Inmigración y Aduanas. La policía tiene indicaciones claras para “no dar acceso” a la información, dijo Lightfoot. 

La alcaldesa de Chicago no es la única figura del partido demócrata que planea obstruir el trabajo de los agentes de inmigración.

Lori Lightfoot, alcaldesa demócrata de Chicago

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, criticó el programa de redadas y compartió información de organizaciones que defienden a los inmigrantes ilegales. Pelosi llamó la acción del gobierno “brutal” y dijo que “cada persona en Estados Unidos tiene derechos”

Nancy Pelosi se refirió a la campaña denominada Conoce Tus Derechos que informa y ayuda a los indocumentados evitar arrestos por parte de las autoridades de inmigración.

La legisladora socialista de New York, Alexandria Ocacio-Cortés, puso el siguiente mensaje en Twitter: “no importa quien sea usted o cual sea su estatus, esto es Estados Unidos, donde todas las personas tienen derechos”

Bill de Blasio, Alcalde de New York y candidato presidencial por el partido demócrata, se sumó a la lista de políticos que criticaron el plan de los agentes de inmigración. En una entrevista con MSNBC el alcalde de Blasio dijo: “le decimos a la gente sus derechos, los protegemos”. Bill de Blasio afirmó que la ciudad proporciona “asistencia legal” para la familias que puedan estar impactadas por la redadas del gobierno.

Hillary Clinton, ex Secretaria de Estado durante el gobierno de Barack Obama y previa candidata presidencial, hizo el siguiente comentario respecto a las medidas migratorias de Donald Trump: “miedo armado e intolerancia son los proyectos centrales de esta administración”

El demócrata autoproclamado socialista y también candidato presidencial, Bernie Sanders, envió un correo electrónico a sus partidarios para prevenir a los indocumentados sobre las redadas del domingo. El mensaje de Sanders decía: “sea o no usted un inmigrante, por favor comparta la información Conozca Sus Derechos ampliamente para ayudar a aquellos que podrían ser víctimas de la política cruel e inhumana de la administración de Trump”

Los panfletos usados por las organizaciones que protegen a los inmigrantes ilegales están en Inglés y Español y contienen múltiples consejos y guías sobre cómo actuar en caso de alguna redada; por ejemplo: “si cualquier funcionario del gobierno que se identifique asimismo como un policía, un agente del FBI o un agente de inmigración desea entablar una conversación con usted; todas las personas, ciudadanos o no ciudadanos, tienen el derecho constitucional de permanecer en silencio y requerir un abogado”

Información enviada por la campaña de Bernie Sanders

Según un agente del Servicio de Inmigración y Aduanas, “la prioridad es el arresto y remoción de personas ilegales que poseen una amenaza para la seguridad nacional y pública”. El presidente Trump confirmó el comentario y dijo que “la operación se enfocará en remover criminales de Estados Unidos”.

Las ciudades inicialmente designadas para las redadas son: Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Angeles, Miami, New Orleans, New York y San Francisco. Según el New York Times, los agentes de inmigración planean enfocarse en 2000 familias. 

48 horas antes de las redadas Donald Trump dijo: “comienzan el domingo, van a sacar a la gente y los van a llevar de vuelta a sus países. Tanto como sea posible, estamos enfocados en los criminales, antes de hacer cualquier otra cosa”.

Donald Trump afirma que las redadas se enfocarán en remover criminales de EEUU

Combinando deportaciones y retornos voluntarios, el presidente Obama expulsó a 3.2 millones de inmigrantes ilegales en su primer mandato y 2.1 millones durante el segundo periodo. No obstante, ningún demócrata obstruyó o criticó sus acciones. Por otro lado, cuando Trump planea deportar a 2000 indocumentados con antecedentes criminales, los demócratas entran en caos, lanzan una campaña nacional para evitar arrestos y tildan la medida del gobierno como un acto “inhumano, cruel y brutal”.

Es irónico e hipócrita. Los demócratas acusan al presidente Trump de haber fabricado la crisis migratoria que EEUU vive actualmente. Según ellos, es producto del racismo de Donald Trump. Sin embargo, jamás acusaron a Barack Obama de racismo o fabricar crisis migratorias, a pesar de haber deportado a millones de inmigrantes ilegales.

Es sorprendente. Los demócratas hablan con frecuencia de los Derechos de los inmigrantes ilegales, pero no de la obligación de entrar legalmente a Estados Unidos.

Juan Torres – LibertadUSA