EE.UU. enviaba los fondos a Puerto Rico y políticos demócratas se los robaban

En las primeras semanas después del paso del devastador huracán María por Puerto Rico y mientras se ideaban los cierres de escuelas públicas y se proponía la reducción de beneficios en el Plan de Salud del gobierno (PSG), conocido ahora como Vital, los arrestados presuntamente fueron los que cuajaron por lo menos tres esquemas de corrupción que desviaron mas de $15 millones en fondos estatales y federales a empresas e individuos que aprovecharon sus contactos con el gobierno para aumentar sus alcancías.

El Buro Federal de Investigaciones después de llevar a cabo una minuciosa investigación arresto a varios políticos ligados al Partido Demócrata y les acuso de corrupción y robarse más de $15 millones de dólares.

Los arrestos de seis ejecutivos asociados directamente con estos casos de corrupción se plasmaban ayer como el inicio de una serie de intervenciones criminales contra personas que, de alguna manera, participaron directamente en los esquemas de corrupción investigados por el gobierno federal.

La propia jefa de la fiscalía federal, Rosa Emilia Rodríguez, mientras explicaba los arrestos, advertía que conocen de al menos una persona adicional, además de los seis detenidos, que participó directamente en el esquema de fraude y lavado de dinero y que, por el momento, no fue acusada, ya que la investigación continúa, “no puedo decirles más”, afirmó la fiscal federal de Puerto Rico.

Los agentes del FBI, arrestaron a la ex administradora de Seguros de Salud Ángela Ávila Marrero, al socio administrador de la firma BDO Puerto Rico, Fernando Scherrer Caillet, a la ex secretaria de Educación Julia Keleher, al asesor gubernamental Alberto Velázquez Piñol, a la contratista del Departamento de Educación de la isla Mayra Ponce Mendoza y su hermana Glenda Ponce Mendoza.

De acuerdo con los documentos del encasamiento, el primero de los esquemas, presuntamente Keleher timoneó un proceso de licitación para beneficiar la empresa Colón & Ponce, que pertenecía Mayra Ponce Mendoza, la hermana de su ayudante especial.

El contrato pagado con fondos federales fue de $43,500, aunque luego se enmendó para alcanzar los $95,000.

Supuestamente, hubo otro intento de aumentar la cuantía en agosto de 2017, esta vez a $450,000, pero no se logró.

Bajo este contrato entre Educación y la empresa Colón & Ponce, la agencia obtuvo los servicios de Marie Estela Cesteros, la ex directora de campaña del candidato independiente a la gobernación Manuel Cidre.

Los arrestos se producen en momentos en que el gobernador estába de vacaciones por Europa.

El gobernador Ricardo Roselló, a través de las redes sociales informó que suspendía sus vacaciones para atender las repercusiones de la crisis causada por el arresto de dos de sus ex colaboradoras más cercanas que, entre ambas, manejaron el 27% del presupuesto consolidado de Puerto Rico.

La administración del presidente Donald Trump ha sido acusada de abandonar a Puerto Rico y no enviar ayuda, sin embargo los fondos que habían sido entregados fueron desviados a los bolcillos de los asistentes del gobernador Roselló.

La comisionada residente Jenniffer González afirmó que los arrestos crean “sombras” en la administración de los fondos federales en Puerto Rico, justo en momentos en que se discute la repartición de nuevos fondos de Medicaid para Puerto Rico.

Se trata de una misión que podría ser cuesta arriba especialmente si se toma en cuenta que el propio presidente de EE.UU., Donald Trump, ha denunciado ampliamente los problemas de corrupción gubernamental.

Por otro lado, el demócrata Raul Grijalva, presidente del poderoso Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes federal, pidió públicamente la renuncia del gobernador ante el escándalo de corrupción.

Nelson Horta Reporta