Ciudad de Miami se une a grupos liberales y presentan demanda contra el Estado por eliminación de “Santuario”

MIAMI 17 DE JULIO DE 2019, — La nueva ley eliminando a nuestro estado como “santuario”, que requiere que las fuerzas del orden locales ayuden a ICE a detener a los inmigrantes ilegales con órdenes judiciales, está siendo impugnada como inconstitucional.

Una coalición de grupos liberales de derechos de los inmigrantes ilegales, que incluye la Coalición de Inmigrantes de Florida, la Asociación de Trabajadores Agrícolas de Florida, WeCount!, Americans for Immigrant Justice, Hope Community Center, QLatinx, y la ciudad de Miami presentaron la demanda en la corte federal en Miami ayer.

La solicitud de cesación es la primera demanda que apunta a la polémica ley. En lugar de hacer que las comunidades de Florida sean más seguras, dijo la demanda, la ley conducirá a “la erosión de la confianza en la aplicación de la ley, el perfil racial y la violación de los derechos constitucionales de cientos de miles de floridanos”.

La demanda también sostiene que los grupos de odio redactaron la versión original de la SB 168 y reclutaron a legisladores estatales para convertir su agenda antiinmigrante en ley estatal.

Christopher Cuevas, director ejecutivo de QLatinx, con sede en Florida Central, una organización que se centra en los derechos de los inmigrantes LGBTQ+, dijo en un comunicado de prensa que “estamos tomando una posición para defender sin reposición los derechos y la dignidad de nuestro inmigrante comunidad y rechazar la práctica de aterrorizar a las familias”, agregando, que ICE “busca avivar el miedo, criminalizar a las comunidades inmigrantes ilegales y alterar el tejido moral de la paz en nuestro hogar”.

En los documentos presentados en ningún momento se especifica que son “inmigrantes Ilegales”.

La ley muy debatida fue aprobada durante la sesión legislativa de 2019 a lo largo de las líneas del partido. Demócratas y defensores de la inmigración argumentaron que definía “ciudades santuario” en un estado donde ninguna ciudad ha adoptado realmente una política de “santuario”.

El gobernador Ron DeSantis firmó el proyecto de ley el 14 de junio, y entró en vigor el 1 de julio.

“Las ciudades de santuario básicamente crean zonas libres de leyes donde la gente puede venir a nuestro estado y nuestro país ilegalmente, cometer delitos penales y luego simplemente salir por la puerta y seguir haciéndolo”, dijo DeSantis, añadiendo, “en Florida, eso no sucederá”.

Nelson Horta Reporta