Trump suspende los aranceles a México tras alcanzar un acuerdo migratorio

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, saluda a los periodistas al llegar al jardín sur de la Casa Blanca después de su viaje a Europa, en Washington DC, Estados Unidos, el 7 de junio de 2019. (EFE/EPA)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes la suspensión indefinida de los aranceles a todas las importaciones de México que iban a entrar en vigor el próximo lunes, tras alcanzar un acuerdo con ese país para “reducir considerablemente o eliminar” el flujo migratorio.

“Las aranceles programados para entrar en vigor el lunes contra México quedan suspendidos indefinidamente. México a cambio ha aceptado tomar medidas contundentes para detener la marea migratoria a través de México hacia nuestra frontera sur”, anunció Trump en Twitter.

Unas horas antes, en un mensaje de Twitter, el mandatario consideró que había una “buena posibilidad” de alcanzar un pacto con México, pero avisó que si las negociaciones no llegan a buen puerto, entonces: “¡México comenzará a pagar Aranceles al nivel del 5 % el lunes!”.

Esas declaraciones marcaron un cambio de tono con respecto a lo que, al principio del día, había expresado en declaraciones a la prensa en la Casa Blanca Marc Short, el jefe de gabinete del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien formó parte del equipo negociador el miércoles.

Según Short, Trump tenía previsto firmar este viernes una “notificación legal” destinada a imponer los aranceles, aunque explicó que “existe la posibilidad, si las negociaciones continúan yendo bien, de que el presidente pueda desactivar eso en algún momento de este fin de semana”.

Las negociaciones continuaron hoy en el Departamento de Estado entre funcionarios de EE.UU. y una delegación mexicana, encabezada por el canciller, Marcelo Ebrard, e integrada por la embajadora de México en EE.UU., Martha Bárcena, y Alejandro Celorio, asesor legal del Ministerio de Exteriores de México.

Por parte de EE.UU., acudieron la secretaria adjunta de Estado para Latinoamérica, Kimberly Breier; el encargado de Negocios de la embajada en México, John Creamer; y uno de los asesores legales del Departamento de Estado, Marik String, dijo a Efe una fuente familiarizada con las conversaciones.

Esa tercera ronda de diálogo comenzó a las 9.00 hora local y la delegación mexicana no había salido del Departamento de Estado a las 19.00 hora local, diez horas después.

Desde el miércoles, la delegación mexicana intenta a contrarreloj buscar una fórmula que evite la imposición de gravámenes a sus productos y contente las exigencias de Trump, que acusa a México de no hacer lo suficiente para frenar a los miles de centroamericanos que huyen de la miseria y violencia de su tierra natal.

El jueves, Ebrard mostró la capacidad de compromiso de México al anunciar que su Gobierno enviará 6000 efectivos de su Guardia Nacional al sur de su territorio fronterizo con Guatemala.

La Guardia Nacional es un cuerpo de seguridad creado este año por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), compuesto por soldados, marinos y policías, y encabezado por un militar retirado.

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofrece su rueda de prensa matutina este viernes, en el Palacio Nacional, en Ciudad de México (México). (EFE /Sáshenka Gutiérrez)

AMLO también convocó a un acto “en defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos” para el sábado 8 de junio a las 5 de la tarde en Tijuana, donde presentará su propuesta para resolver la cuestión migratoria, según anunció en su conferencia prensa mañanera el 6 de julio.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza recientemente publicó que el número de migrantes que cruzan ilegalmente la frontera en mayo, fue de 144.278; la cifra más alta en 13 años.

“Necesitamos trabajar con México en este problema”, dijo el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, a The Hill.

Dijo que en un momento dado, hubieron 100.000 migrantes cruzando a través de México en su camino hacia los Estados Unidos.

“Este es un movimiento muy abierto. Usa líneas de autobuses comerciales”, dijo. “En Chiapas, hay un tramo de 240 kms donde la mayoría de personas que cruzan están entre Guatemala y México. Necesitamos interceptar a personas en el punto de origen que cruzan su frontera”.

La Gran Época – EFE

Con información de la reportera de La Gran Época, Holly Kellum.