Pelosi está planeando algo peor que la destitución para el presidente Trump con los demócratas

El presidente Donald Trump y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

La presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, comenzó a decirle a los principales líderes de su partido esta semana que quiere ver al presidente Donald Trump en la cárcel y que no desea iniciar un proceso de juicio político en su contra en este momento.

Los informes dicen que «múltiples fuentes demócratas familiarizadas” con una reunión entre Pelosi y varios líderes del partido la citaron diciéndoles que: «No quiero verlo acusado, quiero verlo en la cárcel.”

Se dice que Pelosi rechazó la presión del presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerrold Nadler, quien presionó a la presidenta de la Cámara de Representantes para aprobar el inicio del proceso de juicio político.

Pelosi, en cambio, dijo que quiere derrotar a Trump en las elecciones presidenciales de 2020 y luego procesarlo y enviarlo a la cárcel.

Pelosi está expresando su solidaridad con los demócratas a favor de la destitución que quieren responsabilizar al presidente mientras cuestionan la idea de que ahora es el momento de dar ese paso.

Pelosi ha argumentado durante mucho tiempo que deben cumplirse ciertas condiciones antes de que los demócratas comiencen el juicio político, como el apoyo público y el fuerte respaldo bipartidista, ninguno de los cuales existe actualmente. Solo uno de cada tres estadounidenses está a favor de destituir al presidente Trump, según las recientes encuestas de los principales medios de comunicación, por lo que es probable que el número sea mucho menor.

A lo largo de la campaña de 2018, Pelosi luchó por contener las expectativas de que los demócratas van a destituir a Trump, creyendo que los votantes se apartarían de la destitución, como lo hicieron en la era de Bill Clinton. La destituciónno era «una prioridad», dijo Pelosi en agosto de 2018.

Esto es nada menos que parte de los intentos demócratas de destruir a los Estados Unidos. ¿Cómo puede Pelosi querer al presidente en la cárcel cuando Mueller no encontró pruebas de complicidad entre la campaña de Trump y el gobierno ruso y no pudo concluir que Trump obstruyó la justicia? Esto es pura locura.

Sean Winston – Política Veraz