Muere otro turista misteriosamente en un hotel en República Dominicana, con él ya son 9

Imagen ilustrativa.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos confirmó la muerte de Joseph Allen, de 55 años, de Avenel, Nueva Jersey, encontrado muerto en una habitación de hotel de la República Dominicana el 13 de junio, completando la trágica lista de 9 estadounidenses muertos en misteriosas circunstancias.

Jason Allen, un hermano del fallecido, dijo que Joseph llegó al hotel Terra Linda Resort en Sosúa para el cumpleaños de un amigo el 9 de junio. El 12 de junio, Allen se quejó de que hacía calor en la piscina e iba a tomar una ducha y acostarse para pasar la noche, según sus amigos, informó NBC Philadelphia.

A la mañana siguiente los amigos salieron a buscarlo al no saber de él.

“La criada abrió la puerta [de la habitación de Joseph], gritó, y dio un portazo”, dijo Jason Allen. “Mi hermano está en el suelo muerto entre su habitación y el baño”, agregó Jason, de acuerdo con el mismo medio.

Dado que el cuerpo se hallaba frío sus amigos dedujeron que habría muerto la noche anterior. Los funcionarios aún no han revelado la causa de la muerte.

¿Casos aislados?

Las recientes e inexplicables muertes de nueve turistas en distintos resorts vacacionales de República Dominicana tienen consternados a turistas y autoridades estadounidenses que adelantan las investigaciones respectivas.

“En los últimos cinco años, más de 30 millones de turistas han visitado República Dominicana, pero esta es la primera vez que los medios internacionales informan sobre una situación tan alarmante”, indicó a principios de este mes el ministro de Turismo, Francisco Javier García. “Estos son incidentes aislados y República Dominicana es un destino seguro”, añadió, según Notimérica.

Entre los datos en común de estas misteriosas muertes se encuentra que todas las víctimas han sido de origen estadounidense y perdieron la vida debido a fallos respiratorios y cardíacos o edemas pulmonares.

¿Intoxicados?

Según lo recogido por el diario La República,  Kaylynn Knull y Tom Schwander, una pareja de Colorado, fueron sometidos a pruebas médicas luego de regresar de su viaje en el hotel La Romana tras haber presentado cuadros de dolores de cabeza, calambres abdominales y diarrea.

Los resultados de las pruebas mostraron una posible exposición a pesticidas empleados contra hormigas y cucarachas. La pareja que presentó la denuncia cree que la sustancia logró propagarse a través del sistema de ventilación del lugar.

En general los familiares sospechan que tras estas muertes hay algo más serio que problemas de salud, pues algunos fallecieron después de ingerir alguna bebida del minibar de su habitación.

José Ignacio Hermosa – BLes