La congresista musulmana Ilhan Omar podría perder su escaño luego de que se le ordenó pagar multas

Ilhan Omar, congresista musulmana por el partido demócrata.

La congresista demócrata musulmana, Ilhan Omar, fue declarada culpable de cometer múltiples violaciones de financiamiento de campaña el jueves por la Junta de Divulgación Pública y Financiación de Campañas de Minnesota. A ella se le ordenó pagar multas por sus violaciones.

Las multas no son lo que podría costarle a Omar su escaño, sino la investigación que resultó en las multas encontradas. La investigación de la junta sobre Omar encontró que ella había gastado $1,500 en gastos legales relacionados con sus impuestos personales que no estaban suficientemente relacionados con la campaña. Se le ordenó pagar reembolsos a su campaña, presentar declaraciones de finanzas de campaña modificadas y pagar una multa civil de $500 al estado.

La peor parte de la investigación de la junta es que descubrió que Ilhan Omar y un “Ahmed Hirsi” presentaron declaraciones de impuestos conjuntas al menos en 2014-2015. El problema con esto es que Omar todavía estaba legalmente casada con otro hombre entre 2009 y 2017.

Según su propia admisión en 2016, aún no estaba legalmente divorciada de su primer “marido”, Ahmed Nur Said Elmi.

Todo ha cambiado porque ahora hay pruebas de que Omar estaba presentando ilegalmente declaraciones de impuestos conjuntas con Ahmed Nur Said Elmi mientras estaba legalmente casada con Ahmed Hirsi.

Ella no puede negarlo y el IRS estará obligado a investigar y procesar. Existe una fuerte evidencia circunstancial de que Ahmed Nur Said Elmi podría ser el hermano de Omar y que ella solo se casó con él para cometer un fraude de inmigración para obtener la ciudadanía.

La investigación del IRS de sus declaraciones de impuestos conjuntas ilegales también debería desencadenar una investigación sobre su matrimonio. Las declaraciones de impuestos ilegales no son ignoradas por el IRS. Los políticos son expertos en evitar la justicia por sus crímenes, por lo que veremos cómo termina esto, pero parece ser un caso claro que podría terminar en la deportación de Omar.

Sean Winston – Política Veraz