El altercado entre el presidente Trump y el alcalde Khan

La semana pasada el presidente Trump viajó al Reino Unido para una Visita de Estado de 3 días. Trump fue invitado por la reina Isabel II. El itinerario del mandatario incluyó reuniones con la Reina, la Primera Ministra del Reino Unido, Theresa May, y la conmemoración del 75 aniversario del Día-D en Normandía, Francia.

Poco antes que el presidente norteamericano arrive a Londres, el alcalde musulmán de la ciudad, Sadiq Khan, declaró en una entrevista que a Donald Trump “no se le debe conceder una Visita de Estado a Gran Bretaña”. Khan afirmó que Trump es parte de una “amenaza global” de la extrema derecha. Al mismo tiempo el alcalde  acusó al presidente y varios líderes europeos – incluyendo Nigel Farage de Inglaterra, Matteo Salvini de Italia, Marine Le Pen de Francia y Viktor Orbán de Hungría – de “emular a fascistas del siglo 20”.

El alcalde izquierdista también dijo que Gran Bretaña se “arrepentirá” de haber invitado a Trump, acusó al presidente de practicar “racismo y xenofobia” y lo comparó con dictadores europeos de los años 1930 y 40s.

Parece que el abogado Khan se olvidó que Donald Trump no es de las personas que se deja insultar. De hecho, el mandatario norteamericano no demoró en responder a los ataques del alcalde londinense.

Trump escribió el siguiente mensaje en Twitter: “Khan ha hecho un terrible trabajo como alcalde de Londres y ha sido tontamente desagradable con el presidente visitante de Estados Unidos, en gran medida el aliado más importante del Reino Unido. Él es un perdedor que debe centrarse en el crimen de Londres, no en mi “.

“Khan me recuerda mucho al bobo e incompetente alcalde de Nueva York, de Blasio, quien también ha hecho un mal trabajo”, agregó Trump.

El mandatario estadounidense se refirió a la ola de crímenes que han afectado a la capital de Inglaterra durante el liderazgo de Sadiq Khan. Según informes de la policía y otras fuentes, bajo el mandato de Khan el crimen en Londres ha aumentado en un 52 por ciento, los robos en un 59 por ciento y los delitos de armas en un 30 por ciento. Además, los homicidios se han incrementado en un 24 por ciento.

Como era de esperarse, la prensa liberal de izquierda utilizó los comentarios de Trump para criticar al presidente norteamericano; pero ignoró, en gran parte, los insultos de Sadiq Khan. “Trump insulta al alcalde de Londres a su llegada a Gran Bretaña” publicaron los diarios anti-Trump en EEUU y alrededor del mundo.

El secretario de Asuntos Exteriores británico, Jeremy Hunt, quien fue uno de los dignatarios que dio la bienvenida al presidente Trump, comentó sobre los insultos de Khan contra el mandatario estadounidense.

Hunt dijo: “La rencilla empezó porque el alcalde de Londres y otras personas del Partido Laborista decidieron boicotear esta visita. Pienso que esto es totalmente inapropiado”.

“Se trata de una Visita de Estado, no una visita política, él está hospedado por su Majestad la Reina, con motivo de la gran amistad entre nuestros dos países”, añadió Hunt.

La respuesta de Jeremy Hunt fue largamente ignorada por la prensa, tanto en EEUU como en el extranjero. Los medios omitieron el hecho que el secretario de Asuntos Exteriores británico condenó los comentarios del alcalde londinense y rehusó criticar la reacción del presidente norteamericano.

Las acusaciones del alcalde Khan contra Donald Trump fueron inapropiadas y carecen de fundamentos. ¿Que evidencias tiene Khan para llamar a un presidente de EEUU fascista o dictador? Defender la soberanía de un país, luchar contra el terrorismo y enforzar las leyes migratorias es la obligación del jefe de estado; y esto, bajo ningún parámetro, convierte a un mandatario estadounidense en fascista o dictador.

¿Que fue peor, acusar a Donald Trump de fascista y compararlo con dictadores sanguinarios, o decirle a Sadiq Khan bobo e incompetente? Otra pregunta. ¿Quien empezó la guerra de palabras entre Trump y Khan?

Es irónico e hipócrita que una persona como Khan, quien previamente defendió al líder antisemita Louis Farrakhan, y quien se identifica con el grupo racista The Nation of Islam, llame al presidente de EEUU dictador y lo acuse de racismo y xenofobia. Es importante recordar que el abogado Khan representó  y defendió a Louis Farrakhan cuando Gran Bretaña le negó una visa para entrar al país. Farrakhan fue previamente criticado por decir que Hitler fue un “gran hombre” y por llamar a los blancos “demonios”.

Foto de Sadiq Khan en el 2001 durante la defensa de Louis Farrakhan (Daily Mail)

El ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, quien redujo el crimen de la ciudad en forma drástica, hizo el siguiente comentario sobre el altercado Trump-Khan: “Sadiq Khan debería avergonzarse de si mismo, él está tan ocupado atacando la visita del presidente Trump, mientras tanto el crimen en Londres está en espiral. Tal vez el Señor Khan debe hacer el trabajo del Señor Khan, en vez de atacar a un líder mundial”.

Juan Torres – LibertadUSA