California comenzará a cobrar impuestos a los ciudadanos para brindar atención médica a ilegales

Los legisladores estatales demócratas en California han acordado un plan que extenderá los beneficios de salud a los inmigrantes ilegales que califican en el estado. Naturalmente, los «beneficios» que el gobierno reparte están todos financiados por el dinero de los contribuyentes, por lo que este nuevo plan de atención médica será pagado por los contribuyentes, pero es aún peor que eso.

La legislatura tiene una fecha límite del 15 de junio y se espera que el acuerdo sea aprobado en los próximos días. Básicamente, extiende la elegibilidad al programa de Medicaid de California para jóvenes inmigrantes ilegales de bajos ingresos entre las edades de 19 y 25 años. La medida es parte de un plan presupuestario más amplio de $213 mil millones.

Expandir el programa de Medicaid de California a ilegales de bajos ingresos le costará a California alrededor de $98 millones por año. Según el Associated Press, aproximadamente 90,000 ilegales calificarán. «California cree que la salud es un derecho fundamental,” dijo la senadora estatal Holly Mitchell, según informó el medio.

Varios legisladores estatales demócratas querían ir un paso más allá, ofreciendo cobertura para todos los ilegales en el estado, pero el gobernador demócrata Gavin Newsom rechazó la propuesta, citando el aumento de los costos. Así que no todos los ilegales obtienen atención médica gratuita, pero aquí es donde empeora.

Los demócratas en el estado planean pagar por todo esto, en parte, cobrando impuestos a quienes no tienen seguro de salud. Ellos utilizarán una versión de la multa del mandato individual de Obamacare, que el Tribunal Supremo confirmó como un impuesto en una decisión crítica en 2012.

Por lo tanto, California les dará a los jóvenes inmigrantes ilegales seguros de salud 100% gratuitos al tomar dinero de ciudadanos estadounidenses que no tienen seguro de salud. California ha logrado que sea más ventajoso estar en el país ilegalmente si eres joven, en lugar de ser un ciudadano.

Sean Winston – Política Veraz