Alabama firma una ley de castración química para abusadores sexuales de niños

El Capitolio del Estado de Alabama se encuentra en Montgomery, Alabama, el 15 de mayo de 2019. (Créditos: Julie Bennett/Getty Images)

La gobernadora de Alabama Kay Ivey (Republicana) firmó un proyecto de ley a fines del 10 de junio que exigiría que los abusadores sexuales de niños sean castrados químicamente como una condición de libertad condicional.

La oficina de prensa de la gobernadora Kay Ivey dijo que el proyecto de ley entrará en vigencia a finales de este año. La medida se aplicará a los abusadores sexuales condenados por ciertos delitos que involucren a niños menores de 13 años.

La Legislatura del Estado de Alabama aprobó la Ley 379 (HB379) de la Cámara de Representantes la semana pasada, que exigía la “castración química obligatoria además de cualquier otra sanción o condición prescrita por la ley”.

Los abusadores sexuales también tendrían que pagar por su propia castración química antes de ser liberados de la custodia del estado y “no se les puede negar la libertad condicional únicamente por su incapacidad para pagar los costos asociados con el tratamiento”.

El procedimiento de castración química consiste en tomar un medicamento, “acetato de medroxiprogesterona o su equivalente químico”, ya sea por medio de tabletas o inyección, para suprimir u obstruir la producción de la hormona testosterona.

Los tratamientos serían administrados por el Departamento de Salud Pública de Alabama.

La nueva ley estipula que el abusador sexual infantil debe comenzar el tratamiento dentro del mes siguiente a su liberación y debe continuar el tratamiento hasta que el tribunal determine que ya no es necesario.

El representante Steve Hurst (Republicano de Munford), quien presentó el proyecto de ley, había propuesto proyectos de ley similares en el pasado durante más de una década. El proyecto de ley fue aprobado el 30 de mayo.

“Esto va en serio”, dijo Hurst, según AL.com. “No solo quería que pasara [la ley], quiero seguirla hasta el futuro, donde podemos intentar mejorarla. Uno de los objetivos finales que quiero hacer es que la rastreemos y nos aseguremos de qué medicamento funciona para cada individuo”.

Hurst dijo que muchas víctimas de abuso sexual apoyan la medida.

“Es increíble la cantidad de llamadas telefónicas y la cantidad de correos electrónicos que recibí”, dijo Hurst. “Gente no solo en el estado de Alabama, sino en todo el mundo, por las cosas que pasaron”.

El senador estatal Cam Ward (Republicano), patrocinador del proyecto de ley en el Senado, dijo que la mayoría de las personas condenadas por delitos sexuales a menores no estarán en libertad condicional, por lo que es poco probable que la ley se aplique con frecuencia, informó AL.com. Pero también dijo que la medida funcionará para aquellos que son considerados para libertad condicional.

“Creo que es una buena ley”, dijo Ward. “Creo que es un buen elemento disuasivo”.

Algunos grupos legales han expresado su preocupación sobre el uso de medicamentos forzados.

Randall Marshall, director ejecutivo de la American Civil Liberties Union de Alabama, cree que la nueva medida probablemente viola la prohibición de la Constitución de castigos crueles e inusuales.

“No está claro si esto realmente tiene algún efecto y si está probado médicamente”, dijo Marshall de acuerdo con AL.com. “Cuando el estado comienza a experimentar con la gente, creo que va en contra de la Constitución”.

Hurst dijo que las víctimas de abuso infantil se ven afectadas de por vida, y como tal, los abusadores también deben enfrentar consecuencias de por vida.

“¿Qué es más inhumano que abusar a un niño pequeño?”, preguntó Hurst de acuerdo con AL.com.

El Dr. Frederick Berlin, fundador de una clínica de trastornos sexuales en la Universidad John Hopkins, dijo en una entrevista de 2016 con CBS News que, en algunos casos, reducir los niveles de testosterona puede ayudar a reducir la libido y los impulsos sexuales, y puede tener un efecto sobre la reincidencia.

Pero no todos los delitos sexuales están motivados sexualmente. Berlín explicó: “Hay muchos abusadores sexuales que no son impulsados ​​por impulsos sexuales intensos. Algunas de estas personas tienen otros problemas de salud mental, por lo que simplemente puede ser una falsa sensación de seguridad”.

Otros estados también han considerado la castración química para los abusadores infantiles. En California, se aprobó un proyecto de ley en la década de 1990 para los abusadores sexuales de menores. Medidas similares existen en otros estados, incluyendo Florida, Louisiana, Montana, Oregon y Texas.

En Texas, el procedimiento de castración no puede ser una condición para la libertad condicional y el delincuente sexual tiene que solicitar el procedimiento. En Michigan, una ley solía existir para exigir la castración química como condición para la libertad condicional, pero en 1984, un tribunal de apelaciones dictaminó que era ilegal.

The Associated Press contribuyó a este informe.

Mimi Nguyen Ly – La gran Época