Venezuela socialista construyó una “compleja operación criminal” de lavado de dinero a nivel mundial