Trump apoya plan para importar medicamentos en busca de economía para los consumidores

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

WASHINGTON (AP) — En una maniobra que seguramente llamará la atención en el 2020, el presidente Donald Trump señaló el 9 de mayo que su gobierno podría aprobar un plan de Florida para importar medicamentos más baratos del extranjero para los residentes del estado.

Los medicamentos en otros países económicamente desarrollados a menudo son mucho más baratos debido a que los gobiernos fijan los precios, y por años, la industria farmacéutica ha luchado exitosamente contra las propuestas de importación.

Durante un evento en la Casa Blanca donde prometió poner fin a las “cuentas médicas sorpresa” para los pacientes con cobertura de seguro de salud, Trump dio paso al tema de los costos de los medicamentos recetados.

“Podríamos permitir que los estados compren medicamentos en otros países si podemos adquirirlos por un precio menor, un precio sustancialmente menor, y será algo único”, afirmó. “Pero permitiremos que vayan a otros países debido a que las compañías farmacéuticas nos han tratado muy injustamente, y las reglas y restricciones en nuestro país han sido absolutamente atroces”.

Agregó que con “ciertos permisos”, los estados podrán importar medicamentos recetados del extranjero “si pueden comprarlos por 40%, 50%, 60% menos”.

Los comentarios de Trump fueron una referencia obvia a un plan de importación que recientemente fue aprobado por la legislatura de Florida y se prevé que sea promulgado por el gobernador Ron DeSantis, un aliado de Trump que convirtió la propuesta en una de sus prioridades.

DeSantis comentó a los reporteros en Florida el jueves que había hablado con Trump y con el secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, esta semana sobre el plan, y que el presidente le comentó a Azar: “Trabaja con este gobernador para lograrlo”.

El programa de Florida tendría que ser aprobado por el departamento de Azar antes de que pueda ser implementado.

Bajo el plan, los residentes de Florida podrían tener acceso a medicamentos canadienses, los cuales son más baratos. Los partidarios dijeron que los medicamentos importados tendrían que cumplir con los estándares de la Administración de Alimentos y Medicamentos y señalaron que 80% de los ingredientes de los fármacos que actualmente se utilizan en Estados Unidos son producidos en el extranjero.

Redacción BLes