Los demócratas insisten en enjuiciar a Trump por la trama rusa

El presidente Donald Trump, el fiscal especial Robert Mueller y el fiscal general William Barr

Debido a la supuesta trama entre la campaña electoral de Donald Trump y el gobierno ruso, la oposición demócrata ha acusado al presidente de conspirar y cometer traición para ganar las elecciones de 2016.

Después de una investigación que duró dos años y que contó con 500 entrevistas, la participación de 19 abogados y decenas de agentes del FBI, el fiscal especial Robert Mueller exoneró al presidente, su familia y su personal. Según el reporte de Mueller, no hubo evidencias de colusión entre el gobierno ruso y la campaña del candidato Trump. Mueller tampoco encontró evidencias de obstrucción de la justicia por parte del presidente. Los hallazgos del fiscal Mueller fueron confirmados por el fiscal general de la nación, William Barr.

No obstante el informe de los dos fiscales, los demócratas continúan acusando a Trump de un crimen que no cometió. Es obvio, la prioridad de la oposición – con la complicidad de la prensa de izquierda – es enjuiciar y destituir al presidente. Después del fiasco de la trama rusa, los demócratas han puesto la mira en los dos fiscales que exoneraron a Trump. Mueller y Barr fueron llamados a testificar ante el congreso. Otros sectores de la oposición pidieron la renuncia de William Barr.

El propósito de los demócratas quedó claro con los comentarios que hizo el congresista de Texas Al Green durante una reciente entrevista con MSNBC. Green dijo: “Estoy preocupado; si no enjuiciamos a este presidente, él será reelegido“. El congresista demócrata no mencionó los motivos o la base legal para enjuiciar a Trump. Green afirmó tácitamente: “Tenemos que enjuiciarlo”.

Al Green no es el único demócrata obsesionado con enjuiciar al presidente Trump. Eric Swalwell, congresista de California, hizo el siguiente comentario en Face the Nation: Enjuiciar a Trump “puede ser la única vía para salvar al país”. Swalwell no explicó las razones por las cuales hay que salvar a EEUU de Donald Trump.

Para mantener la supuesta trama rusa viva, los demócratas están planeando declarar en desacato al secretario de Justicia William Barr. Con el fin de lograr este objetivo, el presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes, Jerrold Nadler, fijó el 8 de mayo como fecha de la votación. Nadler no está satisfecho con el reporte del fiscal general y piensa – a pesar que el informe reveló lo contrario – que hay “evidencias y análisis perturbadores de que el presidente Trump incurrió en obstrucción de justicia a los niveles más altos”.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo recientemente en referencia a la trama rusa que “el caso no está cerrado”.

Hipócritamente, los demócratas continúan ignorando el espionaje de Donald Trump durante el proceso electoral bajo la administración de Barack Obama. Igualmente, los opositores del presidente han optado por cerrar los ojos al escándalo que involucró a la campaña de Hillary Clinton con Rusia y Ucrania para desprestigiar al candidato neoyorquino.

Los ataques a Donald Trump son políticamente motivados; y como dije en un artículo anterior, la prioridad de los demócratas es, sin lugar a dudas, destituir al presidente por un crimen que – según el fiscal especial Robert Mueller y el fiscal general William Barr – no sucedió.

Juan Torres – LibertadUSA