Extranjero ilegal acusado de 12 asesinatos había sido arrestado varias veces, pero nunca deportado

Billy Chemirmir y  algunas de sus víctimas.

Un hombre keniano acusado de 12 asesinatos mientras vivía ilegalmente en los Estados Unidos también había sido arrestado cuatro veces por delitos menos graves, según los registros del condado de Dallas, Texas. La historia de este hombre ha expuesto nuestro sistema de inmigración roto por lo frustrante que es.

Billy Chemirmir, un ciudadano keniano de 46 años de edad, fue arrestado por cargos de homicidio premeditado, se encuentra en Texas pero aún no ha sido entregado a la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE).

Chemirmir fue acusado el martes de 12 muertes en dos condados diferentes de Texas. Los registros judiciales muestran que Chemirmir supuestamente asfixió a sus víctimas con una almohada y luego les robó.

Chemirmir era un ex trabajador de atención médica con una extensa historia criminal en el norte de Texas antes de su arresto, que incluye 180 días en la cárcel y una multa de $1,250 en junio de 2011 por conducir en estado de ebriedad, así como 70 días en la cárcel por otro cargo de DWI en Dallas varios meses después. Los registros también incluyen un arresto en 2012 por agresión doméstica y un arresto en 2016 por infracción criminal y no identificarse.

¿Cómo es posible que permitamos que los extranjeros ilegales rompan nuestras leyes y pongan en peligro vidas, cumplan una pena de cárcel y luego no los deporten? Cualquier extranjero ilegal que comete cualquier crimen debe ser deportado inmediatamente. Si este keniano ilegal hubiese sido deportado después de cumplir su condena en la cárcel, las 12 mujeres que asesinó podrían estar vivas.

Desafortunadamente, una de las razones por las que sucedió esta situación es porque los liberales se están apoderando lentamente de Texas. Una vez considerado un estado sólidamente rojo, ahora es púrpura, lo que significa que pueden ganar los demócratas o los republicanas igualmente. Texas aprobó una ley altamente impugnada en 2017 que prohibió las ciudades santuario en el estado. Las ciudades de Texas, San Antonio, Houston y Dallas, presentaron una demanda para impedir el cumplimiento de la ley, pero finalmente fue confirmada por un tribunal de apelaciones en 2018.

Antes de la aprobación de la ley, muchas de las ciudades más grandes de Texas, que habían sido invadidas por los liberales, estaban practicando las políticas de «ciudad santuario», que incluían no notificar a ICE los arrestos de inmigrantes ilegales. Esto es probablemente lo que le permitió a Chemirmir evitar ICE y cometer todos estos asesinatos.

Sean Winston – Política Veraz