Acusan a líder islámico de Kentucky de tramar asesinato

Mahmud Shalash

LEXINGTON, Kentucky, EE.UU. (AP) — Un líder islámico y otras dos personas en Kentucky han sido arrestados y acusados de conspirar para cometer un asesinato.

Mahmud Shalash, líder del Centro Islámico de Lexington, así como John Sadiqullah y Abdul Hadi fueron acusados en una corte federal de utilizar instalaciones interestatales para contratar a un asesino a sueldo y conspirar.

Los abogados de los tres acusados no respondieron el domingo a correos electrónicos para solicitarles sus comentarios.

Declaraciones juradas de la policía presentadas la semana pasada ante una corte federal relatan los siguientes eventos: Un informante que se hizo pasar por un mercenario se reunió por primera vez con Shalash en marzo en un motel de Lexington. Shalash le dijo al informante que una persona —mencionada como “Víctima 1” en los documentos legales— le debía 80.000 dólares y Shalash quería recuperar su dinero.

Cuando el informante le preguntó al imán si quería que le rompieran las piernas a la Víctima 1, en un principio Shalash se negó, aunque más tarde cambió de parecer. En un encuentro posterior, Shalash le dijo al informante “haz lo que tengas que hacer para recuperar mi dinero”, según las declaraciones juradas.

Shalash también presentó al informante con John Sadiqullah, quien creía que una persona — mencionada como “Víctima 2” en los documentos de la corte — lo había engañado en un acuerdo de negocios. Sadiqullah le dijo al informante: “Lo quiero muerto”.

En cierto momento, el informante insinuó que Shalash le proporcionara una fetua, un pronunciamiento legal islámico, para autorizar el asesinato, y tanto Sahalash como Sadiqullah estuvieron de acuerdo.

Un tercer hombre, Abdul Hadi, tenía otro acuerdo de negocios con la Víctima 2. Hadi le dio al sujeto 20.000 dólares para convertirse en socio de una empresa de transporte. Esta fracasó y Hadi creía que la Víctima 2 debía reembolsarle su inversión.

En un momento dado, Hadi, Sadiqullah y otro hombre se reunieron con la Víctima 2 en su negocio en Lexington, y Sadiqullah llamó al informante para pedirle que se presentara en el lugar y obligara a la Víctima 2 a darles su dinero.

El Centro Islámico de Lexington publicó un comunicado en su página web, en el que señaló: “Los musulmanes de Lexington están impactados de enterarse de la noticia del arresto del imán Mahmud Shalash. La situación está en desarrollo y no tenemos detalles suficientes en este momento. Además, creemos que todo ciudadano estadounidense es inocente hasta que se demuestre lo contrario en un tribunal”.

“Quisiéramos hacer énfasis en que el islam es una religión fundamentada en la paz y la tolerancia. El Corán considera que el homicidio o el asesinato a sueldo son un pecado grave”, se añade en el texto.

Associated Press