Hillary critica a Trump por el mismo comentario que hizo Bill Clinton 

Hillary Clinton

Hillary Clinton recientemente publicó en su cuenta de Twitter que el lema de Donald Trump “Hacer América Grande de Nuevo” (MAGA, por sus siglas en Inglés) es un “lema de nacionalistas blancos”.

“El lema del presidente Trump se ha convertido alrededor del mundo en un símbolo de extrema derecha”, decía el mensaje.

La Señora Clinton hizo el comentario junto con un enlace a una historia del periódico Huffington Post que afirmó que los extremistas de derecha han “adoptado” el sombrero rojo de la campaña electoral de Donald Trump. El Huffington Post es un diario conocido por su oposición al gobierno actual.

El título del artículo publicado por el Washington Post fue “How Far-Right Extremists Abroad Have Adopted Trump’s Symbols As Their Own”. (“Que tan lejos los extremistas de derecha en el extranjero han adoptado símbolos de Trump como sus propios”)

El periódico cita varios comentarios en contra de Trump hechos en el extranjero. Por ejemplo:

“En Canadá, el sombrero MAGA es ampliamente visto como un símbolo de odio, un dedo a los otros canadienses, especialmente a mujeres y personas de color”. (Evan Balgord, executive director of the Canadian Anti-Hate Network)
“La Campaña de Trump fue contra los musulmanes, y él ha promulgado políticas contra los musulmanes en la oficina”. (Matthew McGregor, campaign director for the British-based anti-racism advocacy group Hope Not Hate)

El artículo termina diciendo que “el simbolismo de Trump resuena con los  extremistas”.

Los comentarios del Washington Post parecen resonar con la posición de Hillary Clinton. Ambos crean la imagen de un presidente que estimula el odio, la agresión y el extremismo hacia la población que no es de raza blanca.

Es importante aclarar que el lema de Donald Trump no se refiere específicamente a ninguna raza. Aún más, ni siquiera menciona a los estadounidenses. La palabra clave en el lema de Trump es “AMERICA”. De hecho, las políticas del presidente han beneficiado a todas las personas que viven en EEUU, sin importar su raza o país de procedencia.

La prosperidad económica y seguridad nacional que los estadounidenses gozan bajo la administración actual no fueron diseñadas exclusivamente para los blancos. Si fuera así deberíamos hacernos una pregunta: ¿Porqué las medidas del gobierno han logrado los récords más bajos de desempleo en la historia de EEUU para hispanos y negros?

Los opositores de la administración acusan a Trump de ser anti-inmigrante y racista por combatir la inmigración ilegal y el terrorismo de grupos extremistas islámicos. El presidente fue incluso acusado por la masacre de 50 personas en una mezquita en Nueva Zelandia, aun cuando el mandatario condenó el ataque.

Hillary Clinton ignora un hecho importante. Republicanos y Demócratas han usado el lema de Donald Trump en el pasado. Entre ellos, Ronald Reagan y Bill Clinton. Hago otra pregunta: ¿Alguna vez Hillary llamó a su esposo extremista de derecha, racista o nacionalista blanco por decir “Hacer América Grande de Nuevo”?… Por supuesto que no.

Hillary Clinton parece no recordar cuando dijo que los jóvenes negros eran “súper depredadores” para presionar por la aprobación del proyecto de ley de crimen del Presidente Bill Clinton en 1.994. ¿Podemos decir que ella es racista por hacer tal comentario?

Hillary también se ha olvidado que los demócratas fundaron el Ku Klux Klan (KKK). Aún más, el mentor de Hillary fue el senador demócrata Robert Byrd, ex miembro y reclutador del KKK. Cabe recordar que la Señora Clinton reconoció públicamente su admiración por Robert Byrd en un vídeo publicado después de su muerte.

Comentarios de Hillary Clinton después del fallecimiento del senador Robert Byrd.

Al igual que ciertos demócratas, izquierdistas y liberales, Hillary Clinton aún no puede adaptarse al hecho que Donald Trump asumió la presidencia de EEUU. Hillary es otro ejemplo del sentimiento y actitud que algunos estadounidenses comparten respecto al presidente Trump. Me refiero al popularmente conocido “Síndrome de perturbación mental” (“Trump Derangement Syndrome” o TDS  por sus siglas en Inglés) que acosa, según los conservadores, a los opositores más acérrimos de Donald Trump.

Es sorprendente que Hillary Clinton critique al presidente Trump por el mismo lema que su esposo usó varias veces en el pasado. Los comentarios de Hillary son absurdos, hipócritas y fuera de contexto.

Juan Torres – LibertadUSA