Senado EE.UU. rechaza drástico plan ambiental propuesto por demócratas progresistas

El senador demócrata por Massachusetts, Edward Markey, habla frente al Capitolio en un mitin de partidarios del Green New Deal, el martes 26 de marzo de 2019.

WASHINGTON — Los líderes republicanos del Senado de EE.UU. forzaron el martes a una decisión sobre una medida de cambio climático que ridiculizan, y buscan acorralar a los candidatos presidenciales demócratas sobre un costoso plan de inversión económica propuesto por la izquierda liberal del partido.

La cámara rechazó fácilmente el Green New Deal, una propuesta ofrecida por demócratas progresistas que alejaría drásticamente a Estados Unidos de los combustibles fósiles para cambiar a energías renovables en un ambicioso esfuerzo por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en una década.

Es menos una norma política endurecida que un plan de acción transformador para combatir la amenaza del cambio climático, y varios demócratas que se han lanzado para desafiar al presidente Donald Trump el próximo año han firmado el plan no vinculante.

Seis demócratas del Senado son candidatos a la Casa Blanca en 2020, y el líder de la mayoría republicana de la cámara, Mitch McConnell, buscó que quedaran en el registro de lo que su partido cree que sería un derroche multimillonario.

“No podría estar más contento de que el pueblo estadounidense tenga la oportunidad de aprender con precisión dónde se encuentra cada uno de sus senadores en el ‘Nuevo Acuerdo Verde’: un cambio radical, socialista y de arriba hacia abajo de toda la economía de los Estados Unidos”, dijo McConnell.

La legislación introducida por McConnell no avanzó, con cero votos en apoyo, 57 en contra y 43 demócratas, incluidos los seis candidatos presidenciales, que votaron “presente”.

Los demócratas acusaron a la dirección republicana del Senado de anular el debate y bloquear cualquier audiencia pública sobre el cambio climático.

“Necesitamos acciones reales contra el cambio climático, no este tipo de voto falso”, dijo la senadora Kirsten Gillibrand, candidata al 2020.

“El cambio climático es una crisis global, no un juego político”, agregó la senadora Elizabeth Warren, una candidata presidencial liberal que apoya el Green New Deal.

El plan no detalla cómo Estados Unidos se retirará de los combustibles fósiles, o cuánto costará la ambiciosa transformación.

Los republicanos están tratando de hacer del cambio climático un tema clave en las elecciones.

Trump se burló de los demócratas por el plan. “No hay aviones. No hay energía. Cuando el viento deja de soplar, eso es el final de tu electricidad”, le dijo a una multitud que se reía en la Conferencia de Acción Política Conservadora de este mes.

La campeona del plan es la congresista liberal de primer término Alexandria Ocasio-Cortez, un blanco favorito de los conservadores.

Voz de América