El índice de pobreza entre los hispanos en Estados Unidos cayó a un nivel récord

El presidente Donald Trump en un mitin “Hacer que América sea grandiosa otra vez”, en El Paso, Texas, el 11 de febrero de 2019. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

La tasa de pobreza entre los hispanos en Estados Unidos cayó a un mínimo histórico de 18,3 por ciento en 2017, según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, la tasa más baja registrada desde que la agencia comenzó a recopilar los datos en 1972.

En 2017, la tasa de pobreza había disminuido en general, pero para los hispanos en particular la tasa fue una de las que más se redujo de un año a otro entre los grupos demográficos, con una reducción de 1,1 puntos porcentuales desde 2016, según el informe anual, “Ingresos y Pobreza en Estados Unidos: 2017”.

La disminución del 1,1 por ciento en 2017 fue también la mayor disminución anual para la población hispana, y bajó más que para cualquier otro grupo demográfico.

La Oficina dijo que la tasa de pobreza disminuyó ligeramente en general para los estadounidenses en 2017 al 12,3 por ciento, marcando el tercer año consecutivo en que la tasa disminuye. Los funcionarios del censo también señalaron que para los no hispanos, la disminución interanual no fue estadísticamente significativa.

Aparte de la disminución de las tasas de pobreza, el ingreso familiar medio ajustado por inflación para los hispanos también aumentó 3,7 por ciento en 2017 hasta los USD 50.486. En ambos índices, tanto en el aumento de los ingresos como en la disminución de la tasa de pobreza, fue el tercer año consecutivo de tales cifras para los hispanos.

La disminución de la pobreza de los hispanos se concentró en los hombres hispanos que fueron testigos de esa disminución del 1,1 por ciento. En el caso de los hispanos nacidos en el extranjero experimentaron una disminución de 1,4 puntos porcentuales y los que vivían en el oeste del país experimentaron un descenso de 2,3 por ciento.

Para las mujeres hispanas, nativas e hispanas que viven en regiones fuera del oeste o en áreas metropolitanas, los índices de pobreza no fueron estadísticamente diferentes a los del 2016.

El presidente Donald Trump en su discurso sobre el Estado de la Unión en febrero habló de los avances logrados en la comunidad hispanoamericana.

“El desempleo hispanoamericano y asiático-americano alcanzó sus niveles más bajos jamás registrados”, dijo. “El desempleo de los estadounidenses con discapacidades también alcanzó su nivel más bajo de todos los tiempos. Hay más gente trabajando ahora que en ningún otro momento de nuestra historia: 157 millones”.

Latinos por Trump

Los datos del Comité Nacional Republicano del mitin de Trump en El Paso, Texas, el 12 de febrero, revelaron que entre las aproximadamente 30.000 personas que se habían registrado en línea, un estimado del 70 por ciento eran hispanos. Al inscribirse las personas enviaron un número de teléfono que se utilizó para comparar a la persona con los datos de votación del partido.

El mitin del 12 de febrero -el gran impulso de Trump por construir una barrera física a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos- se llevó a cabo en el Coliseo del Condado de El Paso que alberga a unas 8.000 personas. Decenas de miles más estaban fuera del estadio viendo el evento en las pantallas.

“El apoyo latino al presidente ha sido pasado por alto”, dijo Brad Parscale, gerente de la campaña Trump 2020. Una estadística clave fue que dos tercios de todos los asistentes solo habían votado en dos o menos de las últimas cuatro elecciones presidenciales.

“El mitin de El Paso contó con miles de personas de Nuevo México (…). La narrativa de la izquierda no está funcionando, los latinos apoyan a Donald Trump en números épicos”, dijo en Twitter.

El índice de aprobación de Trump entre los latinos también subió 19 puntos, según una encuesta de NPR/PBS NewsHour/Marist publicada en enero.

La encuesta, realizada entre el 10 y el 13 de enero encontró que el 50 por ciento de los latinos encuestados aprueba el trabajo que Trump está haciendo. La misma encuesta fue realizada en diciembre, y mostró que el índice de aprobación en ese momento era del 31 por ciento. Se encuestaron telefónicamente a 1023 adultos en la última encuesta.

Trump dijo que los resultados de la encuesta reflejan lo importante que es el muro para los hispanos: “Eso es porque conocen mejor que nadie el tema de la frontera y quieren seguridad que solo se puede conseguir con un muro”.

BOWEN XIAO – La Gran Época

***********************************************************

A continuación:

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal