EEUU: Legisladora rehúsa denunciar a Maduro porque defiende el socialismo

Alexandria Ocasio Cortez

“Es complejo”, respondió Alexandria Ocasio Cortez cuando se le preguntó si denunciaría al régimen de Maduro, siendo socialista democrática.

Hay una moda que crece entre los jóvenes estadounidenses, creer que ser anti-sistema es darle más poder al poder. La legisladora Alexandria Ocasio Cortez, una latina de origen puertorriqueño, la más joven de la historia, es el rostro de esta tendencia. Se proclama socialista democrática. Por eso, ante la pregunta si denuncia la dictadura de Nicolás Maduro, responde: “es complejo”.

“Como socialista demócrata, me pregunto qué piensa sobre la crisis venezolana que está ocurriendo ahora, si denunciaría al régimen de Maduro”, preguntó un reportero durante una conferencia de prensa en la apertura de su oficina de distrito en Nueva York, la legisladora Alexandria Ocasio-Cortez del Partido Demócrata evadió por completo la pregunta.

Alexandria Ocasio CortezLa legisladora demócrata socialista se niega a denunciar la dictadura de Maduro durante una entrevista (Fotomontaje de PanAm Post)

Pasó por alto que su homólogo, un legislador como Juan Guaidó, actualmente ocupa el cargo de presidente encargado, de acuerdo a la constitución venezolana, lo cual convertiría a Maduro en un usurpador.

Tampoco tomó en consideración que más del 60  % de los venezolanos se acuesta a dormir con hambre y el 63,2 % de los adultos admitió que solo come dos veces del día para alimentar mejor a sus hijos. En promedio, cada venezolano ha bajado 11,4 kilos por la falta de acceso a comida.

Siguiendo los pasos de quien fue precandidato a la presidencia de los Estados Unidos, Bernie Sanders, Ocasio Cortez promete agrandar al Estado y achicar la industria privada, al punto que propone una reforma que limitaría e incluso eliminaría formas de transporte que dependen de combustible carburífero.

De modo que sería contradictorio que Ocasio Cortez critique a Maduro y su dictadura si ella pretende lograr aplicar su mismo modelo político y económico en los EEUU.

Adjuntando la palabra “demócrata” a su socialismo profeso, los legisladores Sanders y Ocasio Cortez pretenden imponer un socialismo amigable, distinto al que causó hambrunas a los agricultores, escuadrones de fusilamiento y persecución política a quien se oponga.

En términos de mercadeo esto se llama “rebranding”, implica tomar una marca ya existente y publicitarlo de otra manera. Al acompañar la palabra socialista con el adjetivo democrático, se vende una ilusión de elección. Es así porque lo votamos, es la voluntad de la mayoría; así implique someter a la minoría.

Este proceso de “resignificar” conceptos históricos, ha permitido que el Che Guevara se vuelva un ícono entre agrupaciones LGBT, pese a que condenaba a homosexuales a campos de labor forzada. Pues prima “el significante” por encima de la evidencia histórica.

Mamela Fiallo – PanamPost