Trump: no habrá acuerdo comercial con China antes de la reunión con Xi

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, foto de archivo

El presidente Donald Trump, quien se aprestaba a recibir el jueves a una delegación comercial china, dijo que no habrá un acuerdo final entre los dos países antes de que él vuelva a reunirse con el mandatario chino Xi Jinping.

“No habrá acuerdo final hasta que mi amigo el presidente Xi y yo nos reunamos en el futuro cercano”, tuiteó Trump.

Representantes de Estados Unidos y China iniciaron el miércoles una serie de negociaciones a fin de resolver una disputa comercial que ha trastornado los mercados financieros de ambos países al tiempo que ha oscurecido las perspectivas del comercio global.

El representante comercial de EEUU Robert Lighthizer (der) con otros funcionarios reunido con el viceprimer ministro chino Liu He (izq) y otros delegados al iniciar negociaciones comerciales en la Casa Blanca en Washington el 30 de enero del 2019. (AP Photo/Andrew Harnik)

Trump tuiteó que los encuentros “van bien, con buenas intenciones y buena atmósfera”.

Los principales negociadores comerciales de China están en la reunión de EE.UU. con nuestros representantes. Las reuniones van bien, con buenas intenciones y ánimo de ambas partes. China no quiere un aumento de los aranceles y cree que les irá mucho mejor si llegan a un acuerdo. Están en lo cierto.

El presidente ha dicho que si no hay acuerdo para marzo, aumentará de 10% a 25% los aranceles sobre productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares.

“Todos los problemas están siendo discutidos y tenemos la esperanza de que serán resueltos”, tuiteó el mandatario.

Pero los analistas dudan de que las dos primeras economías mundiales puedan llegar a un acuerdo general el mes próximo.

La delegación estadounidense es encabezada por el representante comercial Robert Lighthizer, un fuerte crítico de las prácticas comerciales agresivas de China así como de las políticas estadounidenses que no han logrado ponerles coto.

Washington denuncia a Beijing por robar sistemáticamente secretos comerciales, obligar a las empresas extranjeras a entregar tecnología como precio para ingresar al mercado chino y subsidiar de manera desleal sus propias empresas tecnológicas.

Fuente de información AP