El régimen de Maduro cerró los pasos fronterizos con Colombia

Agentes en el Puente Internacional Simón Bolívar, en la frontera entre Venezuela y Colombia (EFE/archivo)

El régimen de Nicolás Maduro, a través de la vicepresidente, Delcy Rodríguez, ordenó el cierre temporal de los puentes Simón Bolívar, Santander y Unión que conectan con Colombia. La decisión, que se toma a horas de que empiece el intento de ingreso de ayuda humanitaria coordinado por Juan Guaidó, eleva la tensión en la frontera.

“El Gobierno Bolivariano de Venezuela otorga plenas garantías al pueblo venezolano y colombiano de tener pasos fronterizos seguros. En cuanto se controlen las groseras acciones de violencia contra nuestro pueblo y nuestro territorio, serán restablecida la normalidad fronteriza!(sic)”, escribió Rodríguez en su cuenta de Twitter.

“El presidente interino Juan Guaidó ha solicitado la asistencia humanitaria inmediata de la comunidad internacional para el pueblo de su país mientras que el régimen de (Nicolás) Maduro ordenó cerrar las fronteras y reprimir a quienes quieren hacer ingresar la ayuda al país”, añade.

“El ejército venezolano debe permitir que la ayuda humanitaria entre pacíficamente en el país. El mundo está mirando”, agregó la Casa Blanca.

La ayuda humanitaria se ha convertido en el foco del pulso entre el dictador Maduro y el líder opositor Guaidó, quien es reconocido como mandatario interino por más de medio centenar de países.

De 35 años y presidente de la Asamblea Nacional Legislativa, Guaidó se declaró presidente interino y prometió elecciones tras calificar a Maduro de ser un “usurpador” del poder por haber amañado las elecciones que ganó en mayo del año pasado.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera; el presidente de Colombia, Iván Duque; el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, en Cúcuta durante el concierto del viernes. (AFP)

Por otra parte, Estados Unidos “condena enérgicamente” el uso de la fuerza militar venezolana dijo el viernes la Casa Blanca tras la muerte de dos indígenas que eran parte de un grupo que intentaba mantener abierta a la ayuda humanitaria la frontera con Brasil

Estados Unidos condena enérgicamente el uso de la el uso de la fuerza militar venezolana contra civiles desarmados y voluntarios inocentes en la frontera de Venezuela con Brasil“, dice un comunicado de la Casa Blanca.

“El ejército venezolano debe permitir que la ayuda humanitaria entre pacíficamente en el país. El mundo está mirando”, agregó.

Con información de AFP

Infobae