El dictador Maduro invoca a Cristo y pide ayuda al Papa Francisco

Nicolás Maduro y el Papa francisco en el Vaticano, en octubre de 2016.

El dictador Nicolás Maduro envió una carta al Papa Francisco pidiéndole ayuda para “facilitar el diálogo”,  y encontrar una solución a la crisis política que vive Venezuela.

Maduro reveló que envió la carta al Sumo Pontífice durante una entrevista con una cadena de televisión italiana el domingo pasado.

“Estoy al servicio de la causa de Cristo y con éste espíritu he pedido por su ayuda”, escribió Maduro.

La decisión de Maduro de recurrir al Papa se da en uno de los peores momentos para el dictador venezolano. Día tras día, más naciones del mundo reconocen a Juan Guaidó como presidente de Venezuela. Recientemente, Alemania, Francia, España, La República Checa, El Reino Unido, Suecia, Austria, Portugal, Dinamarca y otros países europeos de sumaron a la lista.

En este ambiente mundial de rechazo, Nicolás Maduro parece haber encontrado en el Papa una esperanza para salvar su dictadura socialista.

Es importante recalcar que hace pocos días el Papa Francisco se negó a reconocer a Juan Guaidó como el presidente interino de Venezuela.  Aún más, el Papa dijo que sería una “imprudencia pastoral” hacerlo.

La declaración del Papa es otra bofetada para el pueblo venezolano que ha sufrido los horrores de la dictadura Chavista por 20 años.

Es importante también recordar que, a pesar que los obispos de Venezuela consideraron la presidencia de Maduro ilegítima, el Papa envió un representante del Vaticano a la ceremonia de su inauguración en enero.

La falta de apoyo del Papa Francisco al pueblo venezolano ha sido fuertemente criticada en múltiples países latinoamericanos. El mes pasado, 20 ex presidentes de Latinoamérica enviaron una carta al Papa criticando su actitud respecto a la crisis que vive el país sudamericano. En la carta, los firmantes cuestionaron la postura del Sumo Pontífice y subrayaron que los venezolanos son “víctimas de la opresión de una narco dictadura militarizada que no tiene reparos en conculcar de manera sistemática los derechos a la vida, a la libertad y a la integridad personal”.

Es aún más sorprendente que un dictador del calibre de Maduro; quien ha torturado, asesinado, encarcelado y violado las libertades y derechos humanos de millones de venezolanos diga que “está al servicio de la causa de Cristo”.

¿Es el Papa Francisco la última esperanza de Nicolás Maduro?

Juan Torres – LibertadUSA