EE.UU. y Colombia advierten a Maduro que sus ejércitos actuarán para proteger a los civiles

El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Luis Navarro (I), y el jefe del Comando Sur estadounidense, el almirante Craig Faller, se dirigen a los medios de comunicación en el Comando Sur en Miami, Florida, el 20 de febrero de 2019. – (Foto de RHONA WISE/AFP/Getty Images)

El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Luis Navarro, y el jefe del Comando Sur estadounidense, el almirante Craig Faller, advirtieron conjuntamente al régimen de Nicolás Maduro, de que si agrede a los civiles que van a introducir en Venezuela la ayuda humanitaria el sábado 23 de febrero, el deber de ambos ejércitos será “proteger a la población civil”.El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur estadounidense, recordó a los militares venezolanos que son “responsables de sus acciones” si no actúan correctamente en la encrucijada en que se encuentra su país, y reiteró que Estados Unidos está preparado para cualquier eventualidad en Venezuela.

“Ustedes al final serán responsables de sus propias acciones, hagan las cosas correctamente”, subrayó  en su mensaje a los militares venezolanos, a los que pidió que “salven” a su país.

Ambos militares se encontraron este miércoles durante una reunión en Florida en la sede del Comando Sur norteamericano, división del Pentágono que abarca América del Sur y Central, además del mar Caribe.

Faller recordó lo que el presidente Donald Trump dijo este lunes en un discurso en Miami, en el sentido de que EE. UU. busca una transición pacífica en Venezuela pero que al mismo tiempo “todas las opciones siguen sobre la mesa”.

“El presidente (Trump) ha sido claro que nuestro trabajo como profesionales militares es estar listos, el mundo está unido, estamos trabajando de cerca con nuestros amigos de Colombia y otros; la semana pasada estuve en Brasil para discutir cosas con los brasileños”, manifestó Faller.

En respuesta a una periodista que preguntó por la posibilidad de una intervención militar dijo: “Esta es una resolución diplomática como nuestros líderes han indicado, usted mencionó invasión, la única invasión es la de cubanos y rusos que continúan apoyando el régimen de Nicolás Maduro”.

Maduro se ha negado a permitir la entrada de ayuda humanitaria en Venezuela, que se ha ido acumulando en la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta.

Cuando llegue el día para la entrega de ayuda humanitaria el próximo sábado 23 de febrero, las figuras militares tendrán que elegir entre desobedecer las órdenes de Maduro y dejar entrar en el país la ayuda que tanto se necesita, o permanecer leales a él y bloquear la entrada de la ayuda, lo que podría desencadenar una confrontación con las multitudes desesperadas por obtener alimentos y medicinas.

Según reportaron medios colombianos, cuando los periodistas preguntaron a ambos militares cómo reaccionarán Colombia y Estados Unidos si se desata la violencia el sábado en la frontera, Navarro Jiménez respondió que su deber será “proteger a la población civil”.

Navarro añadió que el papel de las Fuerzas Armadas de Colombia “siempre será proteger a la población civil”, y que esperan que “las Fuerzas Armadas venezolanas protejan a su pueblo también”.

Pero advirtió de que “el ejército colombiano tiene una logística instalada para atender cualquier situación de riesgo con la población civil”.

El jefe del Comando Sur de EE. UU. pide a los militares en Venezuela actuar correctamente. Fotografía de archivo de militares venezolanos. EFE/Archivo

Sólida colaboración militar

La alianza militar entre Estados Unidos y Colombia se remonta a décadas atrás.

Tropas colombianas y estadounidenses sirvieron bajo el mando de las Naciones Unidas durante el conflicto coreano.

Durante muchas décadas, las tropas de Estados Unidos y Colombia han trabajado juntas durante ejercicios, misiones de asistencia humanitaria, intercambios profesionales y operaciones de seguridad para contrarrestar las amenazas transnacionales.

Ejemplos recientes de la cooperación en materia de defensa entre Estados Unidos y Colombia incluyen el apoyo a la misión de asistencia médica del buque hospital USNS Comfort en 2018, y la entrega en curso, dirigida por civiles, de ayuda humanitaria para las poblaciones vulnerables en Venezuela.

La visita de Jiménez al Comando Sur se produce tres días antes de la fecha fijada para la entrada en Venezuela de la ayuda humanitaria donada por distintos países que reconocen a Juan Guaidó como presidente encargado de ese país y consideran que Maduro no es un presidente legítimo.

Policías colombianos miran el puente de las Tienditas, que une Táchira, Venezuela, y Cúcuta, Colombia, después de que fuera bloqueado con contenedores por el régimen de Maduro, el 6 de febrero de 2019. (Foto de RAUL ARBOLEDA/AFP/Getty Images)

Uno de los centros de acopio de la ayuda, que Maduro rechaza, está en Cúcuta (Colombia).

Casi el 90 por ciento de la población de Venezuela vive por debajo de la línea de pobreza y más de la mitad de las familias no pueden satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, según Mercy Corps, un grupo humanitario.

La ONU estima que para fines de 2019, 5,3 millones de refugiados y migrantes habrán huido del régimen socialista en Venezuela.

(Con información de EFE)

Jesús de León – La Gran Época