Trump le da a Alexandria Ocasio-Cortez el trato que se merece frente a la prensa

El presidente Trump y la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez.

La recientemente electa y abiertamente socialista congresista demócrata en la Cámara de Representantes de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, ha calificado al presidente Donald Trump de racista, sin ninguna evidencia, durante su ascenso en popularidad en el partido demócrata. Se le preguntó al Presidente sobre los comentarios de Cortez esta mañana antes de abordar el Marine One para asistir a una convención de agricultores en Nueva Orleans, Louisiana.

El presidente respondió perfectamente a Ocasio-Cortez y la rechazó por ser irrelevante. Un reportero dijo: “Sr. Presidenta, la congresista Ocasio-Cortez lo llamó racista.” Y el presidente dijo “¿Quién lo hizo? A quién le importa.” Esta es la mejor respuesta que podría dar porque Ocasio-Cortez es joven y tiene hambre de poder.

El presidente Trump dijo que los medios de comunicación son “mentirosos y deshonestos” durante este encuentro en la Casa Blanca. El próximo domingo marcará dos años completos que el presidente Trump ha estado en el cargo y ha demostrado que los medios de comunicación están equivocados todo el tiempo. Los medios de comunicación nos dijeron que nunca ganaría la presidencia y luego nos dijeron que sería acusado.

Aún así, los reporteros le preguntaron al presidente Trump sobre Rusia por milésima vez, pero él los destruyó: “Nunca trabajé para Rusia. Y tu sabes esa respuesta mejor que nadie. Nunca trabajé para Rusia. No sólo nunca trabajé para Rusia, sino que creo que es una vergüenza que incluso hayas hecho esa pregunta porque es todo un engaño. Es sólo un engaño.”

Prepárese, porque los demócratas populares como Ocasio-Cortez van a atacar al Presidente más que nunca, ya que esencialmente ya estamos en el ciclo de elecciones presidenciales de 2020.

El joven y conservador Charlie Kirk lo resume perfectamente: “Serán los Juegos Olímpicos para odiar a Trump. Habrá muy poca política. Su mensaje es el odio del presidente de los Estados Unidos.”

Fuente: Política Veraz