Quienes apoyan la dictadura de Nicolás Maduro

Juan Guaidó (I) y Nicolás Maduro (D)

Después que Nicolás Maduro fue destituido por la Asamblea Nacional Venezolana, un creciente número de países alrededor del mundo ha reconocido a Juan Guaidó como el nuevo presidente interino de Venezuela. La Asamblea decidió ignorar la elección ilegal que mantuvo a Maduro en el poder.

A pesar que la entidad venezolana tiene la autoridad constitucional para destituir a un presidente, algunos países continúan apoyando al dictador Maduro.

La crisis política generada por las destitución de Nicolás Maduro ha puesto al descubierto los países que apoyan la dictadura venezolana y aquellos que defienden la democracia de la nación caribeña.

Con pocas excepciones, casi todos los países que han apoyado la dictadura de Maduro comparten un denominador comun; han sido o son naciones comunistas o dictatoriales. Entre estos países están Rusia, China, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Irán, Irak y Turquía. Maduro también recibió el apoyo de la organización terrorista Hezbollah.

Nicolás Maduro rodeado por presidentes o líderes que lo apoyan

Dada la ideología izquierdista del presidente Andrés Manuel López Obrador, no fue sorpresa que México se sumara a la lista de países pro-Maduro. Un país que llamó la atención al apoyar al dictador venezolano fue Uruguay.

Por otro lado, EEUU llevó la batuta en la lucha por la democracia en Venezuela. En efecto, el gobierno de Donald Trump fue el primero en reconocer a Juan Guaidó como el nuevo presidente interino del país sudamericano. Poco después, docenas de países siguieron el ejemplo de EEUU. Israel, Australia, La Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) adoptaron la misma posición.

La reciente crisis venezolana también puso de manifiesto un hecho interesante en EEUU. Me refiero al silencio de los demócratas. De hecho, las principales figuras políticas del partido demócrata han permanecido en silencio. Hasta ahora, no hemos escuchado ni una palabra por parte de Barack Obama, Hillary Clinton o Joe Biden.

Ciertos demócratas decidieron criticar la posición asumida por la administración Trump. La congresista socialista de Nueva York, Alexandria Ocasio Cortéz, sugirió que EEUU está jugando un papel “nefasto y no democrático” en la situación venezolana. Ilhan Omar, otra congresista demócrata, dijo (sin tener ninguna prueba) que la acción de Guaidó era un “golpe de estado apoyado por EEUU”. Omar también acusó al presidente Trump de “tratar de instalar una oposición de extrema derecha” en Venezuela.

Bernie Sanders y Alexandria Ocasio Cortéz

Por su parte, el ex candidato presidencial del partido demócrata, Bernie Sanders, (también socialista) hizo un comentario similar al de Ilhan Omar. Además, Sanders dijo que “EEUU tiene un largo historial de intervenir inapropiadamente en Latinoamérica”.

Irónicamente, ningún demócrata que ha criticado la postura del presidente Trump hacia la dictadura venezolana ha mencionado la crisis humanitaria, las violaciones a los derechos humanos y el desastre económico creado en Venezuela por el socialismo de Nicolás Maduro.

Obviamente, la crisis política, económica y social que Venezuela vive no parece ser importante en la agenda de los demócratas. De hecho, en los últimos días la oposición demócrata ha estado más interesada en criticar y bloquear los esfuerzos del presidente Trump para combatir la crisis migratoria en la frontera sur del país.

El silencio de los demócratas y la crítica a la política extranjera de la administración pone claramente de manifiesto la ideología del partido demócrata. Recordemos que Barack Obama visitó Trinidad en La Cumbre de las Américas y se fotografió con Hugo Chávez y Nicolás maduro; algo que fue extensamente criticado en EEUU. Además, Obama borró a Cuba de la lista de países patrocinadoras el terrorismo, restableció relaciones con el régimen comunista, y abrió la embajada de EEUU en la Habana.

El presidente Obama con Hugo Chávez y Nicolás Maduro en la La Cumbre de las Américas

Hasta el momento de escribir este artículo, no ha habido un líder demócrata que reconozca a Juan Guaidó como el nuevo mandatario interino de Venezuela. Es inconcebible que ciertos demócratas critiquen a su propio país y a un presidente estadounidense que trata de rescatar la democracia y las libertades en una nación sudamericana que ha sufrido más de una década bajo la tiranía y opresión Socialista-Marxista de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Donald Trump habló por teléfono con Juan Guaidó y lo felicitó por su “histórica asunción a la presidencia”.  El mandatario estadounidense reiteró el apoyo de Washington al gobierno de Guaidó. Al referrise a los recientes cambios en Venezuela, trump dijo: “La libertad ha comenzado”.