Nada en las noticias sobre apoyo de reconocido pastor latino a Trump

El pastor tejano Ramiro Peña ha sido uno de los más destacados aliados evangélicos hispanos y asesores de Donald Trump desde la campaña presidencial de 2016.

Sin embargo, las principales cadenas de televisión de la nación, en inglés y español, han ignorado de manera consistente al pastor Peña y su papel importante como asesor del presidente, incluso durante la crisis actual sobre seguridad fronteriza en Estados Unidos.

La supresión deliberada del punto de vista del pastor Peña, que es compartido y representa el de decenas de millones de personas en todo el país, fue especialmente evidente durante la reciente visita de Trump al sur de Texas.

Cuando escuchamos las palabras de Peña, incluyendo que validaba el “corazón compasivo” del presidente y su determinación por acabar con el sufrimiento humano que acompaña la inmigración ilegal, no es de extrañar que la mayoría de los medios de comunicación nuevamente optara por acallar su voz ya que dista de la narrativa y enfoque preferido de su programación.

Afortunadamente, el intercambio del pastor con el presidente quedó grabado y MRC Latino lo presenta como un servicio público.

PRESIDENTE DONALD TRUMP: Pastor, por favor.

PASTOR RAMIRO PEÑA: Bien, gracias señor presidente, primero por llegar a Texas de nuevo y por apoyar al valle del Río Grande.

TRUMP: Gracias

PASTOR PEÑA: Primero quiero agradecerle por llamar a esto lo que es: una crisis humanitaria. Cuando usa ese lenguaje realmente llama la atención, porque eso es lo que es. En mi profesión vemos el sufrimiento, el sufrimiento, ocasionado por las drogas, por las armas que cruzan hasta acá para traer más violencia a nuestras comunidades, especialmente el tráfico de mujeres y criaturas y niños y hombres jóvenes también. Y la realidad que se tiene que hablar, la que nunca se habla, es lo poco que se reporta del crimen. Cuando estas cosas pasan en las sombras las personas no siempre desean señalar los crímenes que ocurren y se quedan sin reportar. Pero las personas en mi profesión, especialmente los pastores que hablan español, especialmente los pastores hispanoparlantes en este sector, conocen de primera mano el sufrimiento humano, el costo humano que tiene esta embestida. Las enfermedades, los padecimientos, la falta de saneamiento que resulta del abarrotamiento en la frontera y la gente tratando de entrar. Tan solo quiero expresarle mi sincero agradecimiento porque he tenido el privilegio de recibirle antes. Sé que su corazón es compasivo. Aunque algunos no quieran pintarle como una persona de corazón compasivo, le conozco como un hombre que tiene compasión en el corazón. Es genuino y auténtico y el hecho de que le llama por lo que es: es una crisis y una crisis humanitaria, y otra vez los pastores que hoy represento les saludan y agradecen por querer poner fin a los sufrimientos que se viven en nuestra frontera sur y se quedan sin contar. Muchas gracias, señor presidente.

TRUMP: Gracias Pastor. Muy bien, un placer verle de nuevo. Lo aprecio. Gracias.

Fuente: MRC Latino