Los Demócratas y la interminable lucha a favor del aborto

Kathy Tran

Kathy Tran, una demócrata de la legislatura de Virginia, propuso un proyecto de ley que permitiría a las madres abortar bebés al final del tercer trimestre.

Todd Gilbert, presidente de la Subcomisión y delegado de la legislatura, le preguntó a Kathy Tran hasta qué punto un médico está permitido ejecutar un aborto. Tran contestó: “A través del tercer trimestre”. Después, la legisladora agregó: “El tercer trimestre va hasta las 40 semanas”. Para enfatizar su posición radical en favor del aborto Tran dijo: “No pienso que tenemos límite en el proyecto de ley”.

El comentario de la legisladora dejó atónito a Gilbert, quien luego preguntó: “¿Este proyecto de ley permite a una mujer, en el proceso de dilatación, solicitar un aborto al médico cuando está a punto de dar a luz? Kathy Tran respondió: “Si, mi proyecto de ley permite eso”.

Puede ver el comentario de la legisladora demócrata en el vídeo de abajo.

Desafortunadamente, este barbarismo no es nuevo en el país. Gracias a legisladores demócratas, varios estados no tienen límites para abortar durante los 9 meses del embarazo. Aparte del Distrito de Columbia, ocho estados permiten el asesinato de un bebé – no nacido – hasta el momento del nacimiento. Éstos estados son: Alaska, Colorado, New Hampshire, New Jersey, New México, Oregon, Vermont y New York.

En el caso de New York es importante recordar que fue el gobernador Andrew Cuomo, un demócrata que se considera asimismo católico, quien firmó la ley legalizando el aborto hasta el momento del nacimiento.

Esto es lo que muchos demócratas y liberales llaman “cuidados de salud” o “derechos de las mujeres”.

Denny Burk, un profesor de estudios bíblicos en Boyce College, quien también es pastor en una iglesia Bautista en Louisville, Kentucky, llamó a la ley del proyecto una “atrocidad”

Para sorpresa y decepción de muchos, Ralph Northam, gobernador demócrata de Virginia, apoyó la propuesta de ley de Kathy Tran. Sin ningún remordimiento Northam dijo: “El infante sería mantenido confortable y si la familia o la madre lo desean, sería resucitado”.

Puede ver el comentario del gobernador Ralph Northam en el vídeo de abajo.

En respuesta a las palabras de Northam; Russell Moore, presidente del Southern Baptist Ethics & Religious Liberty Commission dijo: “Esto es absolutamente horrible, un shock para toda conciencia funcional”.

La acción de los demócratas puede describirse con una sola palabra: Infanticidio.

Felizmente, La Casa de Delegados del Estado de Virginia, controlada por los republicanos, rechazó el proyecto de ley de Kathy Tran.

El senador Marco Rubio reaccionó a la posición de los demócratas y dijo: “Nunca pensé que vería el día que América tenga funcionarios del gobierno que apoyen abiertamente la legalización del infanticidio”.

El presidente Trump criticó el proyecto de ley en términos fuertes. “Los demócratas se han convertido en el partido del aborto tardío, dispuestos a arrancar el bebé fuera del útero. Se acuerdan cuando dije que Hillary Clinton estaba dispuesta a arrancar el bebé fuera del útero?… es eso lo que están haciendo, es terrible”, dijo el mandatario.

Juan Torres – LibertadUSA