Imputan a Roger Stone por declaraciones falsas respecto a Wikileaks

Roger Stone en Politicon, en el Centro de Convenciones de Pasadena, California, el 29 de julio de 2017. (Joshua Blanchard/Getty Images para Politicon)

El abogado especial Robert Mueller acusó a Roger Stone el 25 de enero, acusando al consejero político de hacer declaraciones falsas, obstruir un procedimiento oficial y manipular a los testigos.

Stone trabajó brevemente como asesor de la campaña de Trump en 2015 antes de ser despedido por el entonces candidato Donald Trump en agosto de ese año. Stone, quien afirmó que renunció a la campaña, continuó apoyando a Trump durante 2016.

El abogado especial alega que Stone mintió sobre sus interacciones con WikiLeaks al Comité de Inteligencia de la Cámara, según la acusación (pdf). Stone también intentó persuadir a un testigo para que diera falso testimonio y ocultara información al comité, dijeron los fiscales.

Mueller fue asignado en mayo de 2017 para investigar las acusaciones de colusión entre la campaña de Trump y Rusia. La acusación contra Stone no alega que Stone o cualquier persona en la campaña de Trump haya confabulado con Rusia. Mueller ha acusado a varios asociados de la campaña de Trump, pero no ha acusado a nadie por coludir con Rusia.

El exdirector del FBI Robert Mueller, asesor especial en la investigación rusa, sale de una reunión con miembros del Comité Judicial del Senado en el Capitolio en Washington el 21 de junio de 2017. (SAUL LOEB / AFP / Getty Images)

A partir de agosto de 2016, Stone comenzó a afirmar en privado y en público que se estaba comunicando con WikiLeaks. A mediados de agosto, WikiLeaks negó estar en comunicación con Stone. Según la acusación, Stone continuó hablando públicamente y con la campaña Trump sobre posibles publicaciones futuras de WikiLeaks.

A partir del 22 de julio de 2016, WikiLeaks publicó correos electrónicos robados al Comité Nacional Demócrata (DNC) y al Comité de Campaña del Congreso Demócrata. La publicación expuso que el DNC, que se supone debe ser neutral a sus candidatos, desarrolló animosidad contra Bernie Sanders. La presidenta del DNC, Debbie Wasserman Schultz, anunció su renuncia poco después de que los correos electrónicos se hicieran públicos.

En la acusación, el abogado especial alega que Stone se comunicó con la campaña de Trump y dijo a los funcionarios de la campaña que WikiLeaks “tenía documentos cuya publicación sería perjudicial para la campaña de Clinton”. La acusación no especifica si las comunicaciones de Stone ocurrieron antes o después de la publicación inicial de WikiLeaks el 22 de julio, alegando en cambio que informó a los funcionarios de la campaña “en o alrededor de junio y julio de 2016”.

Después de la publicación del 22 de julio, la campaña contactó a Stone para determinar si tenía información sobre futuras publicaciones de WikiLeaks, según la acusación. Stone se comunicó con sus asociados para obtener más información sobre posibles publicaciones de WikiLeaks.

La acusación detalla las comunicaciones de Stone sobre WikiLeaks, pero no muestra si las predicciones de Stone sobre futuras publicaciones se basaban en conjeturas bien fundadas o en información real que recibió de sus asociados.

Según la acusación, el 7 de octubre, después de que WikiLeaks publicara los correos electrónicos robados al presidente de la campaña de Clinton, John Podesta, un alto funcionario de la campaña de Trump envió un correo electrónico a Stone para decirle “Bien hecho”. Stone se jactó de que había predicho correctamente la publicación del 7 de octubre.

(Foto: JOHN STILLWELL/AFP/Getty Images)
Julian Assange. (Foto: JOHN STILLWELL/AFP/Getty Images)

En los meses posteriores a las elecciones, las comisiones de inteligencia de la Cámara de Representantes y del Senado abrieron investigaciones para determinar si Rusia había interferido en las elecciones de 2016. Stone testificó ante el Comité de Inteligencia de la Cámara el 26 de septiembre de 2017. Según la acusación, Stone mintió a los legisladores acerca de no tener ningún documento o comunicación sobre los correos electrónicos pirateados y WikiLeaks.

“¿Así que usted no tiene ningún correo electrónico hacia nadie sobre las acusaciones de documentos hackeados (…) o cualquier discusión que haya tenido con terceros sobre Julian Assange?”, le preguntó el comité a Stone.

“Eso es correcto”, dijo Stone. “No que yo sepa”.

Según el abogado especial, Stone tenía docenas de mensajes de texto pertinentes a esa pregunta cuando hizo esa declaración.

Los fiscales también acusaron a Stone de mentir al comité sobre sus declaraciones públicas a principios de agosto de 2016, su intento de contactar a WikiLeaks, así como sus comunicaciones con un intermediario y la campaña de Trump.

Mueller también alega que Stone intentó persuadir a otro testigo, el presentador de radio Randy Credico, para que diera falso testimonio ante el comité. Según la acusación, Credico inicialmente retrocedió contra los intentos de Stone, diciéndole que su testimonio era falso y que debía corregirlo.

Randy Credico (der) y su perra Bianca llegan a la Corte de Distrito de los Estados Unidos el 7 de septiembre de 2018 en Washington, DC. (Drew Angererer/Getty Images)

Después de que el comité se puso en contacto con Credico para pedirle testimonio, Stone intentó persuadirlo de que dijera que no recordara hechos específicos o que alegara el derecho de la Quinta Enmienda contra la autoincriminación.

“No se lo digas a nadie. Pide la quinta”, escribió Stone en un mensaje de texto a Credico.

Stone continuó su campaña para persuadir a Credico de que se acogiera a la Quinta Enmienda y finalmente tuvo éxito. Credico informó al comité el 12 de diciembre de 2017 que no testificaría e invocó el privilegio de la Quinta Enmienda.

Credico y Stone siguieron conversando sobre investigaciones en curso. La alianza entre ambos comenzó a deteriorarse en diciembre de 2017, según las comunicaciones detalladas en la acusación. Stone trató de persuadir a Credico para que no hablara con los investigadores y el FBI, según sugieren los mensajes detallados en la acusación.

“No voy a hablar con el FBI y si tú inteligente tampoco lo haces”, escribió Stone a Credico el 24 de diciembre de 2017.

Follow Ivan on Twitter: @ivanpentchoukov

Fuente: La Gran Época