Donald Trump descartó el plan presentado por los demócratas para reabrir el gobierno y los invitó a una reunión sobre seguridad

Donald Trump (Reuters)

El presidente estadounidense, Donald Trump, invitó a los líderes republicanos y demócratas del Congreso a reunirse este miércoles en la Casa Blanca con el objetivo de tratar de solucionar el cierre parcial de la Administración, luego de rechazar el plan presentado por la oposición, que no otorgaba fondos para la construcción del muro en la frontera.

De acuerdo al medio especializado Roll Call, Trump invitó a los republicanos Kevin McCarthy, Steve Scalise, Mitch McConnell y John Thune y a los demócratas Nancy Pelosi, Steny Hoyer, Chuck Schumer y Dick Durbin, todos ellos líderes en la Cámara Baja y el Senado.

Pese a que no hay confirmación oficial del encuentro, el diario The Washington Post y otros medios apuntaron, citando a fuentes conocedoras del asunto, que funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional explicarán a los congresistas los retos de la seguridad fronteriza de Estados Unidos en una sesión informativa. Así, el gobierno buscará convencer a la oposición de su postura, que pone al muro como una necesidad prioritaria.

Los operativos en la frontera continúan, aunque la mayoría de indocumentados en el país ingresan por vías legales (AFP)Los operativos en la frontera continúan, aunque la mayoría de indocumentados en el país ingresan por vías legales (AFP)

Esta reunión se dará un día antes de que los demócratas de la Cámara de Representantes voten para reabrir la Administración con seis proyectos de ley de presupuesto para todo el año y una resolución continua a corto plazo para el Departamento de Seguridad Nacional.

Al respecto, Trump rechazó esa estrategia legislativa porque no incluye los fondos que él considera necesarios para la construcción de un muro en la frontera con México.

“Los demócratas, tal como sospechaba, no han asignado dinero para un nuevo muro. ¡Tan imaginativo! El problema es que, sin muro, no puede haber una verdadera seguridad fronteriza, ¡y nuestro país debe tener una frontera sur fuerte y segura!“, señaló Trump en su cuenta oficial de Twitter.

En tanto, la Casa Blanca reiteró el rechazo a la postura, señalando que no es “seria” ni de “buena fe”.

“La oradora designada, Nancy Pelosi, lanzó un plan que no reabrirá el Gobierno porque falla en asegurar la frontera y pone las necesidades de otros países por encima de las necesidades de nuestros ciudadanos”, agregó la vocera Sarah Sanders.

Así, el gobierno desestimó el plan que anunciaron los demócratas para intentar reabrir el Gobierno a partir del 3 de enero, cuando tomarán el control de la Cámara Baja.

La propuesta encabezada por la candidata a nueva presidente de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, y por el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, ha sido denegada por Trump antes de que empezase el proceso legislativo formal.

Los demócratas planeaban aprobar un proyecto de ley de presupuesto provisional para financiar el Departamento de Seguridad Nacional hasta el 8 de febrero, ampliando los fondos para cercados fronterizos y otras medidas en 1.300 millones de dólares, lejos de los 5.000 millones pedidos por Trump.

Desde el pasado 22 de diciembre, la Administración entró en su tercer cierre parcial luego de que la negociación entre republicanos y demócratas en el Congreso llegase a un punto muerto a raíz de la exigencia Trump de que el proyecto de presupuestos incluya una partida de más de 5.000 millones de dólares para el muro fronterizo.

En concreto, la parálisis afecta a agencias de diez departamentos del Ejecutivo, incluyendo Transporte y Justicia; así como a decenas de parques nacionales, que suelen ser una gran atracción turística.

(Con información de EFE)