¿Crisis? ¿Qué Crisis? Doble vara de Telemundo en cobertura de frontera

¿Cuándo es una crisis una crisis? Por lo que advierten quienes sintonizan a Telemundo, la cadena hermana de NBC para el mercado hispano en Estados Unidos, todo depende de quién lo dice: Si el grito proviene de los aliados de los medios liberales y activistas, se considera un “te lo dije”. Pero si la palabra ‘crisis’ viene de la boca del presidente Trump, es “imposible”.

Durante el mes previo a las elecciones legislativas del año pasado, en Telemundo – así como en otras cadenas liberales de noticias para el mercado hispano en la nación – dieron el todo en su cobertura sobre las caravanas de migrantes centroamericanos. En ese momento, tildaron el caos como una crisis humanitaria y de emergencia y ofrecieron números mostrando un notable incremento en unidades familiares no autorizadas que intentaban entrar a los Estados Unidos. De hecho, el corresponsal de Telemundo Francisco Cuevas afirmó en cámara el 19 de octubre de 2018, que el número de familias detenidas intentando cruzar ilegalmente había aumentado en un “80% durante el mes de julio”.

Sin embargo, pasadas las elecciones y con el presidente exigiendo fondos para construir un muro que ayude a lidiar con lo que él llama una “crisis humanitaria en la frontera”, los puntos de discusión cambiaron, y ahora milagro de los milagros, no hay NINGUNA crisis. Incluso, “los cruces ilegales se encuentran en los niveles más bajos de los últimos 18 años”, según informó el presentador José Díaz-Balart en las noticias del 9 de enero de 2019.

JOSÉ DÍAZ-BALART, PRESENTADOR, TELEMUNDO: Trump dice que la frontera sur vive una crisis humanitaria sin precedentes. La realidad es que los cruces ilegales se encuentran en los niveles más bajos de los últimos 18 años.

[…]

FRANCISCO CUEVAS, CORRESPONSAL, TELEMUNDO: Datos obtenidos por el Washington Post indican que en septiembre cerca de 17 mil miembros de familia fueron detenidos, un aumento del 80% respecto al mes de julio.

[…]

DÍAZ-BALART: El último esfuerzo de la administración para frenar a los solicitantes de asilo, cuyas peticiones han duplicado este año.

La hipocresía es tan flagrante y descarada, que nos lleva a cuestionar si podemos tomar en serio al veterano presentador José Díaz-Balart y su equipo de corresponsales y reporteros. La respuesta en este momento, lamentablemente, es rápida y fácil: “imposible”.

Fuente: MRC Latino