El Senado de EEUU volvió a negar un acuerdo sobre el presupuesto y el cierre de gobierno se mantendrá al menos hasta el 2 de enero

(Photo by ANDREW CABALLER-REYNOLDS / AFP)

Las negociaciones entre los congresistas demócratas y los republicanos no lograron este jueves finalizar el cierre parcial del gobierno, lo que postergó hasta la próxima semana cualquier esperanza de terminar con el estancamiento generada por la demanda del presidente Donald Trump de obtener fondos para su muro fronterizo.

Después de sentarse en los escaños durante unos minutos después de un receso de Navidad, el Senado casi vacío suspendió la sesión hasta las 10:00 (15:00 GMT) del lunes y continuará las deliberaciones sobre el presupuesto el próximo miércoles por la tarde, que será el 12° día del cierre.

Senado de EEUUSenado de EEUU

Los demócratas se niegan a proporcionar fondos al proyecto de seguridad fronteriza de Trump y el presidente insiste en que no financiará completamente al gobierno a menos que obtenga ese dinero para la construcción del muro.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, acusó a los demócratas de “elegir abiertamente mantener al gobierno cerrado para proteger a los inmigrantes ilegales en lugar de a los estadounidenses”. Y agregó que Trump “no firmará una propuesta que no priorice primero la seguridad del país”.

Mientras el debate sobre el muro retenga la aprobación de un proyecto de presupuesto más amplio, alrededor de 800.000 empleados federales no reciben salarios y partes no esenciales del gobierno no pueden funcionar.

Trump dice que se necesitan USD 5.000 millones para extender y mejorar las barreras a lo largo de la frontera de México. Sus opositores, incluidos algunos en su partido republicano, lo acusan de exagerar el peligro de la inmigración ilegal para su propio beneficio político.

Donald TrumpDonald Trump

La clausura del Gobierno federal es parcial porque tres cuartas partes de la Administración -incluido el Pentágono- tienen fondos hasta septiembre de 2019.

No obstante, la parálisis afecta a agencias de diez ministerios, incluyendo Transporte y Justicia; así como a decenas de parques nacionales, que suelen ser una gran atracción turística.

Este es el tercer cierre que afronta Trump desde que llegó al poder a principios de 2017. El primero se produjo en enero de este año, coincidiendo con su primer aniversario en la Casa Blanca, y se alargó durante tres días; mientras que el segundo fue en febrero y duró apenas unas horas.

Con información de AFP y EFE