Casa Blanca cree que cierre del gobierno duraría hasta enero

El director de presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, dijo hoy que es muy probable que la parálisis parcial del gobierno de Estados Unidos por falta de financiamiento se extienda hasta enero. “Es muy posible que este cierre se extienda más allá del 28 (de diciembre) y hasta (que asuma) el nuevo Congreso”, que debe reunirse por primera vez el 3 de enero, dijo Mulvaney a Fox News.

El cierre parcial de algunas administraciones federales desde la medianoche del viernes mantiene a unos 800.000 funcionarios públicos en licencia sin sueldo o trabajando sin paga, para servicios considerados esenciales.

Las discusiones sobre el presupuesto federal que buscaban resolver el problema fueron puestas en pausa el sábado por el Congreso hasta el próximo jueves 27, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo sobre los fondos para construir un muro fronterizo con México, demandado por el Presidente Donald Trump.

El mandatario, que canceló sus vacaciones navideñas en Florida debido al llamado “shutdown”, insiste en que se apruebe su pedido de US$ 5.000 millones para construir el muro, una promesa de campaña para reducir la inmigración ilegal a la que se oponen completamente los demócratas.

“La única forma de evitar que las drogas, las pandillas, el tráfico de personas, los elementos criminales y muchas otras cosas lleguen a nuestro país es con un muro o una barrera”, tuiteó hoy Trump. “¡Solo un buen muro a la antigua lo que funciona!”, añadió.

Por la imposibilidad de alcanzar un acuerdo entre el Congreso y la Casa Blanca, una docena de agencias federales quedaron sin financiamiento. Visitantes a la conocida explanada National Mall, en Washington, criticaron el llamado “shutdown”.

“Creo que es ridículo. Es innecesario”, dijo Philip Gibbs, un profesor jubilado proveniente de Virginia. Mientras que Jeffrey Grignon, trabajador médico de Wisconsin, dijo que los políticos “necesitan dejar de actuar como niños” y hacer su trabajo. “No son solo una o dos personas, son todos ellos”, se quejó.

Aunque los turistas en general podían pasear por el lugar, encontraron los baños cerrados y algunos otros puntos de interés de la capital, como el árbol de Navidad, los Archivos Nacionales o el centro de visitantes de la Casa Blanca tampoco estaban operativos.

La Estatua de la Libertad, sin embargo, permanecía abierta al público, gracias al financiamiento de sus operaciones por parte del Estado de Nueva York.

La paralización parcial afecta a departamentos importantes como Seguridad Nacional, Justicia, Comercio, Transporte, Tesoro o Interior, que administra los parques nacionales, muy visitados durante las vacaciones.

Pero la Autoridad de Supervisión del Transporte Aéreo de Estados Unidos (FAA) aseguró el sábado que el bloqueo “no tuvo ningún efecto en la seguridad” de los pasajeros.

El principal demócrata del Senado, Chuck Schumer, culpó al mandatario por provocar el cierre: “Presidente Trump, si quiere abrir el gobierno, abandone el muro, simple y llanamente”. El bloqueo “se debe a que el Presidente Trump está exigiendo miles de millones de dólares por un muro costoso e inefectivo que la mayoría de los estadounidenses no apoya”, agregó.

Este es el tercer “cierre” del año, después de dos bloqueos en enero (tres días) y febrero (unas pocas horas), ya a causa del tema de la migración. No está claro cuánto tiempo durará esta vez.

La mayoría republicana en la Cámara de Representantes había aprobado una propuesta de presupuesto que contenía las demandas del Presidente sobre el muro fronterizo, pero fue bloqueada por el Senado.

Con solo 51 escaños de los 100 en la cámara alta, los republicanos no tienen los 60 votos necesarios para aprobar una ley de presupuesto. Y no pueden contar con el apoyo de los demócratas, que rechazan categóricamente la idea del muro.

Fuente: AFP