November 21, 2018

Trump Honra A Las Víctimas Del Comunismo

El presidente de los EE. UU., Donald Trump, conmemoró el miércoles 7 de noviembre el día oficial en honor a los millones de personas que han muerto víctimas de los regímenes comunistas en todo el mundo.

“En el Día Nacional de las Víctimas del Comunismo, honramos la memoria de los más de 100 millones de personas que han sido asesinadas y perseguidas por los regímenes totalitarios comunistas”, destacó en un comunicado de la Casa Blanca.

“Desde la Revolución Bolchevique de 1917 en Rusia, hemos sido testigos de los efectos de la tiránica ideología comunista: angustia, represión y muerte”, indicó el mandatario haciendo referencia a la primera ascensión al poder del comunismo, la cual se ocasionó de forma violenta.

“El comunismo subordina los derechos humanos inherentes al supuesto bienestar de todos, lo que resulta en el exterminio de la libertad religiosa, la propiedad privada, la libertad de expresión y, con demasiada frecuencia, la vida”, describió.

Los países que adoptan sistemas políticos comunistas están marcados por violaciones de los derechos humanos básicos, produciendo políticas de represión y muerte contra los denominados como “enemigos del estado” por los regímenes totalitarios, señala el autor de ‘Best Sellers’ y experimentado periodista Bill Gertz en un artículo del medio FreeBacon.

En este marco, Gertz, cita algunas fuentes para afirmar que el gobierno comunista más mortífero de todos los tiempos es China, el cual nunca ha dejado de sumar decenas de millones de asesinatos desde que tomara el poder el lider Mao Zedong.

De hecho, las persecuciones religiosas y políticas que alimenta el estado chino resultan bien documentadas. En la actualidad, numerosas organizaciones e investigadores denuncian que el régimen chino asesina por sus órganos a los prisioneros de conciencia, en su mayoría practicantes de una disciplina espiritual de la Escuela Buda llamada Falun Gong, informó recientemente el diario ABC.

Un grupo de manifestantes escenifican en las calles del Reino Unido, la represión a la que son sometidos los practicantes de Falun Gong en China.

Ejecuciones, trabajos forzados y hambrunas

Una característica principal del comunismo la representa la represión masiva en forma de ejecuciones, trabajos forzados y hambrunas tanto provocadas como debidas a una mala gestión.

“Estos horrores”, continúa diciendo el Presidente Donald Trump, “han incluido a ucranianos deliberadamente hambrientos en el Holodomor, rusos purgados en el Gran Terror, camboyanos asesinados en los campos de exterminio, y berlineses asesinados mientras intentaban escapar a la libertad”.

El “Holodomor”, deriva del ucraniano “moriti golodom”, que significa “matar de hambre”. Según algunos historiadores fue una política de exterminio planeada y ejecutada por Stalin, que acabó con la vida de millones de ucranianos, describió EFE. El régimen comunista de los jémeres rojos, por su parte, asesinó en torno a 2 millones de camboyanos según las estimaciones oficiales.

“Las víctimas de estas y muchas otras atrocidades son un testimonio silencioso del hecho innegable de que el comunismo, y su persecución, serán siempre destructivos para el espíritu humano y la prosperidad de la humanidad”, sentenció el dignatario estadounidense.

“Hoy, recordamos a todos aquellos a quienes se les han negado las grandes bendiciones de la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad bajo regímenes comunistas opresivos”.

“Juntos, lloramos las pérdidas insoportables que tantos han sufrido bajo el comunismo, y renovamos nuestra promesa de seguir promoviendo la causa de la libertad y la oportunidad para todos”, concluyó Trump en un intento por generar conciencia sobre el oscuro legado del comunismo.

Las nuevas generaciones

Cabe mencionar, que el informe presentado el mes pasado por la ‘Fundación en Honor de las Víctimas del Comunismo’, anunció que: “El público estadounidense carece de una comprensión y una educación serias sobre el socialismo y el comunismo”.

“Podemos hablar de un estado de bienestar con altos impuestos, un sistema de salud ampliado e incluso un ingreso básico universal. Pero intelectual e históricamente ese no es el significado del socialismo. Como Marx y otros socialistas destacados han dejado claro, el socialismo niega el concepto de derechos individuales, rechaza la verdad trascendente y favorece una comprensión colectiva de la justicia”, aclaró Marion Smith, directora ejecutiva de la fundación.

“Este sistema también tiene un historial de práctica en lugares como la URSS, China, Cuba, Corea del Norte, y ahora Venezuela, entre docenas de otros en todo el mundo desde 1917. Los gobiernos marxistas han causado enormes catástrofes políticas, económicas y humanitarias, algunas de las cuales continúan hoy en día”, alertó.

“La mayoría de la gente sigue subestimando lamentablemente el número de muertos del comunismo”, concluyó Smith.