México: frenan intento de caravana de pedir asilo en EE.UU.

La Policía mexicana bloqueó el avance de unos 200 migrantes y los llamó a respetar el orden. Las autoridades estadounidenses, en tanto, realizaron simulacro de seguridad.

Fuerzas de la Policía Federal apoyadas por agentes locales bloquearon este jueves (22.11.2018) un primer intento realizado por miembros de la caravana migrante centroamericana de pedir asilo en Estados Unidos. Unos 200 de los más de 4.000 migrantes llegados en los últimos días a Tijuana se acercaron a la garita El Chaparral para llevar a cabo su intento de ingresar a EE.UU.

El objetivo del grupo, según uno de los miembros de la caravana que se entrevistó con autoridades de Migración, es conocer las posibilidades reales que tienen de llegar a territorio estadounidense, previa solicitud de asilo. El hombre, que pidió permanecer en el anonimato, dijo al diario El Sol de México que confía en que “Dios le pueda tocar el corazón a Trump y lo vuelva más humano”.

La marcha de migrantes salió del albergue que ocupan en Tijuana al tiempo que las autoridades de Estados Unidos cerraron por casi una hora la garita fronteriza de San Ysidro por un simulacro de seguridad. En ese lapso, agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza desplegaron medidas de emergencia como ensayo ante la posibilidad de una potencial llegada masiva de migrantes.

Trabajar en México

El secretario general del Gobierno del estado mexicano de Baja California, Francisco Rueda, calificó como un error la intención de los migrantes de cruzar a la fuerza la frontera, la que calificó como “una incursión ilegal que puede resultar perjudicial para ellos”. En tanto, el comisario de la Policía Federal en Baja California, Juan Carlos Morán, llamó a los migrantes a respetar el orden y la ley.

Personal del Grupo Beta, que atiende a migrantes que cruzan por México en dirección a Estados Unidos, se reunió con miembros de la caravana para que desconvocaran la marcha además de hacerles notar la posibilidad de obtener trabajo en México. Mientras, en El Chaparral se vive un ambiente de tensión y la presencia de agentes antimotines intenta imponer algo de orden.

De otro lado de la frontera, en tanto, helicópteros estadounidenses realizan constantes recorridos a baja altura para detectar cualquier filtración ilegal en su territorio.

DZC (EFE, El Sol de México)