El altercado entre el presidente Trump y CNN – VIDEO

Jim acosta forcejea con una asistente de La Casa Blanca durante una conferencia de prensa del presidente Trump

Desde el inicio de la presidencia de Donald Trump, CNN ha sido uno de los medios de comunicación que más se ha opuesto al mandatario estadounidense. Según Trump, CNN se ha convertido en un arma política de la oposición que carece de credibilidad. Según CNN, el presidente es racista, anti-inmigrante, dictatorial y deshonesto.

Una de las principales voces de CNN en contra de Donald Trump ha sido el periodista cubanoamericano Jim Acosta. Por dos años Acosta ha criticado en términos fuertes al presidente y al personal de La Casa Blanca. Según algunos críticos, el corresponsal de CNN no ha actuaoo como un periodista imparcial dispuesto a informar al país; en su lugar, Acosta ha asumido la posición de un activista de izquierda dispuesto a humillar al presidente.

La confrontación entre Donald Trump y Jim Acosta llegó a su peor momento el pasado 7 de noviembre en una rueda de prensa en La Casa Blanca. Durante la conferencia Acosta rehusó entregar el micrófono y acosó verbalmente al presidente. El mandatario solicitó – sin éxito – por varias ocasiones que Acosta deponga su actitud. Posteriormente Trump dijo que Acosta era una persona “ruda y una vergüenza para CNN”.

Poco después del altercado la administración Trump suspendió las credenciales de Acosta para visitar La Casa Blanca. Sarah Huckabee Sanders, portavoz del gobierno, dijo que Jim Acosta ha exhibido en múltiples ocasiones una conducta inapropiada y que rehusó pasar el micrófono en la conferencia de prensa.

La respuesta de CNN no se hizo esperar. La cadena de televisión decidió enjuiciar al presidente Trump y a otros representantes de La Casa Blanca.

El juicio de CNN contra la administración generó otra lucha política entre el mandatario y los medios de oposición. Para algunos, el presidente no tenía la autoridad legal para tomar tal decisión y violó el derecho a la libre expresión de la prensa. Para otros, Trump hizo lo correcto y la medida está amparada bajo las leyes de Estados Unidos.

A continuación menciono algunos puntos claves para entender mejor el altercado entre La Casa Blanca y CNN.

La actitud de Jim Acosta

El antagonismo de Jim Acosta hacia Donald Trump no es nuevo. Desde el día de la inauguración presidencial, CNN y Acosta han sido hostiles con la nueva administración. El día que Trump asumió el poder Jim Acosta dijo: “Siento que ahora debo pellizcarme”.

En una ocasión, mientras otros reporteros tomaban la palabra, Acosta interrumpió una conferencia de prensa en La Casa Blanca y comenzó a gritar  “La prensa no es el enemigo del pueblo”. Una persona cercana a él le pidió que guarde silencio. Jim Acosta también acusó al presidente de ser “deshonesto” y dijo que cubrir sus mítines lo ponían “deprimido”.

Jim Acosta gritando en una conferencia de prensa en La Casa Blanca

Durante el reciente altercado Acosta actuó como un monólogo, rehusó entregar el micrófono y empujó el brazo de una asistente de La Casa Blanca mientras continuaba acosando al presidente Trump.

Cabe mencionar que Jim Acosta trató cordialmente a Raúl Castro durante una rueda de prensa cuando el presidente Obama visitó Cuba en marzo de 2016. En aquella ocasión, Acosta agradeció a Castro por su “hospitalidad” en La Habana. Durante la conferencia, Castro – no obstante su larga historia de encarcelamientos, torturas y asesinatos de opositores al régimen – negó tener prisioneros políticos en Cuba. A pesar de las mentiras de Raúl Castro, Acosta asumió una actitud pasiva ante el dictador comunista.

Jim Acosta no se comporta como un periodista imparcial que hace preguntas de relevancia con el objetivo de mantener un alto nivel de información. Acosta reprime y acosa al presidente sin considerar el lugar donde está o la persona a quien se está dirigiendo.

El proceder de Acosta ha sido inapropiado en múltiples ocasiones. Su conducta grosera se ha convertido en un hábito irrespetuoso contra el presidente, La Casa Blanca y sus colegas periodistas.

Algo más, Jim Acosta no parece entender que la residencia del presidente de Estados Unidos no es un foro público y que él, como cualquier otro periodista o ciudadano, puede ingresar a La Casa Blanca solo con la autorización correspondiente. Ese derecho tiene y debe ser otorgado por el presidente de turno.

La reacción del presidente Trump

Por 2 años Donald Trump ha sido maliciosamente criticado por la prensa de izquierda. CNN y otros medios liberales degradan con frecuencia al presidente mientras ignoran sus logros, tanto en el campo doméstico como internacional.

En contraste con Barack Obama, Donald Trump no ha ignorado la intervención y las preguntas de periodistas opositores. Además, es importante reconocer que el presidente tiene el derecho a decidir quien entra a La Casa Blanca y quien cubre las conferencias de prensa.

Trump no impidió que Acosta ejerza su profesión de periodista en cualquier lugar del país. Asimismo, el presidente no impuso ninguna objeción a CNN. Las credenciales de Acosta fueron suspendidas después que él ignoró el protocolo y las reglas de comportamiento en las conferencias de prensa.

La orden del juez Kelly

7 días después que Jim Acosta fue sancionado, el juez federal Timothy Kelly ordenó a la administración Trump restaurar sus credenciales. Según el juez, la orden fue dictada en base a la “ausencia de un proceso legal de revocación del acceso”, y no debido a una violación de la libertad de expresión. El presidente Trump acató la orden.

La decisión del juez Kelly parece contradecir la opinión del Abogado del Departamento de Justicia James Burnham, quien sostuvo que Acosta era “culpable de comportamiento inadecuado” y que merecía perder su acceso por su “negativa a cumplir con las normas generales” de una conferencia de prensa.

Burham también dijo que “La Casa Blanca es la casa y la oficina del presidente y que él tiene el derecho a decidir quien está o no ahi”. Según Burham “no hay un derecho de la primera enmienda que otorgue el acceso a La Casa Blanca”.

Jim Acosta rehusa entregar el micrófono en una conferencia de prensa en La Casa Blanca

La respuesta de La Casa Blanca

La Casa Blanca acató la orden del juez Kelly y devolvió la acreditación al periodista Jim Acosta. Por su parte CNN suspendió la demanda contra la administración Trump.

La portavoz del gobierno, Sarah Huckabee Sanders, informó que la administración implementaría “más reglas y procesos para asegurar que las conferencias de prensa sean justas y ordenadas en el futuro”.

Trump dijo que “dará por terminadas las conferencias en La Casa Blanca si los reporteros no mantienen el decoro”.  Después, el mandatario añadió:,”Usted no puede hacer tres y cuatro preguntas. No puede ponerse de pie y luego no sentarse. Queremos libertad de prensa. Esto es más importante para mí de lo que nadie creería, pero usted tiene que actuar con respeto en La Casa Blanca; y cuando veo la manera como mi gente es tratada en las conferencias de prensa, es terrible. Así que estamos estableciendo ciertas normas, que es lo que está solicitando la corte”.

Recientemente la administración anunció las “nuevas normas” que regirán las conferencias de prensa. A partir de ahora, los periodistas podrán hacer solo una pregunta y tendrán derecho a repreguntar sobre el mismo tema solo si reciben la autorización respectiva. Además, los periodistas tendrán que entregar “físicamente” el micrófono al asistente de turno de la Casa Blanca para que lo utilice otro reportero.

La portavoz del gobierno también recalcó que si los periodistas no cumplen con las nuevas medidas sus credenciales serán suspendidas. “Hemos creado estas reglas con cierta renuencia (…). Pero dada la posición tomada por CNN, nos sentimos obligados a reemplazar las prácticas compartidas previamente con reglas explícitas”, señaló Huckabee Sanders, quien reiteró el compromiso de Trump con la libertad de prensa.

VIDEO

Recopilación de algunas visitas de Jim Acosta a La Casa Blanca