Directora del DPTO. de elecciones de Broward, Brenda Snipes da la cara por primera vez

Un juez de Broward ofreció un compromiso a los abogados del gobernador de la Florida, Rick Scott, y los del departamento de elecciones del condado y su supervisora Brenda Snipes.

El magistrado Jack Tuter acordó añadir tres agentes más para que inspeccionen de cerca el proceso de recuento de votos, pero rechazó que las máquinas de conteo fueran confiscadas.

Snipes, señalada como presunta resposable de irregularidades, fue demandada por Scott.

“No he visto esa demanda. Sin embargo, manchan mi reputación. He trabajado aquí durante 15 años y es la primera vez que he estado bajo este tipo de atención. Si cometimos errores, lo aceptaremos, pero ha sido un proceso muy transparente”, aseguró la jefa del departamento de elecciones de Broward.

 

La controversia más fuerte es en la contienda por el senado federal entre el republicano Scott y el demócrata Bill Nelson.

“Scott debería apartarse del proceso de conteo de votos para que los ciudadanos puedan tener la confianza de la integridad del sistema. Stá abusando de sus poderes como gobernador”, señaló Nelson, quien podría perder el escaño senatorial que ostenta desde el año 2000.

El gobernador, por su parte, ha dicho que Nelson es un mal perdedor e intenta cometer fraude.

La diferencia entre ambos es de un poco más de 12 mil 500 votos, a favor de Scott.

Sean cuales sean los puntos de vistas, en los departamentos de elecciones de Miami-Dade, Broward y Palm Beach se trabaja bajo inmensa presión para que los resultados del recuento estén listos para el jueves a las tres de la tarde.

En la contienda por la gobernación de la Florida, más de 33 mil votos separan al republicano Ron DeSantis del demócrata Andrew Guillum.

Si en el recuento, los resultados arrojan una diferencia de 0.25 o menos, comenzará un recuento manual, cuya fecha límite es el 18 de noviembre.

Fuente: AméricaTevé