La campaña de reelección de Donald Trump para el 2020 superó los USD 100 millones en donaciones.

Donald Trump busca mantener la mayoría legislativa en las elecciones de noviembre, pero ya piensa en su propia reelección (Reuters)

La campaña para lograr la reelección de Donald Trump en el año 2020 ya superó los USD 100 millones en donaciones, según las declaraciones oficiales del comité ante las autoridades.

Según informaron este lunes desde el Partido Republicano, en el último trimestre, Trump reunió USD 18,1 millones, con lo que sumó en total, desde enero de 2017, USD 106 millones para financiar los gastos proselitistas con miras a un nuevo mandato en la Casa Blanca.

El presidente realiza habitualmente, intercaladas con sus funciones públicas, presentaciones a lo largo del país ante sus seguidores para reforzar su base electoral. Los eventos, además, suelen resaltar su respaldo a los candidatos locales, con miras a las elecciones legislativas de noviembre.

El público gesticula ante la aparición de Donald Trump en el escenario (Reuters)El público gesticula ante la aparición de Donald Trump en el escenario (Reuters)

Por ello, no todos los aportes se ahorran: más de la mitad fueron gastados en estos actos, así como en pagos a consultoras, agencias de publicidad, así como en gastos legales y otros rubros.

No se tiene precedentes, por lo menos desde la presidencia de Ronald Reagan, que algún mandatario haya reunido tantos fondos en menos de dos años, según los archivos del Instituto de Financiamiento de Campañas, un organismo no partidario.

Los registros muestran también que el 56% de sus donaciones provienen de pequeños contribuyentes (que aportan USD 200 o menos), mientras que el resto proviene de mayores donantes u organismos.

No obstante, Trump no fue el político que más recaudó en el último trimestre.

Beto O’Rourke y Ted Cruz (Reuters)Beto O’Rourke y Ted Cruz (Reuters)

El demócrata Beto O’Rourke, quien busca arrebatar la banca en el senado al influyente republicano Ted Cruz, reunió más del doble de donaciones, con USD 38,1 millones, lo que representa un récord absoluto para una campaña legislativa.