Estados Unidos confirma de manera oficial el “narcoestado” en Venezuela.

“Es también un ladrón y un narcotraficante que utiliza su poder para llenar sus bolsillos”, dijo sobre Diosdado Cabello, la embajadora de EE. UU. ante la ONU, Nikki Haley. (Konzapata)

Nikki Haley, embajadora de estadounidense ante la ONU, se convirtió en la funcionaria de mayor peso político, en acusar directamente a Diosdado Cabello, el segundo hombre más poderoso del chavismo, de “ladrón y narcotraficante”; una situación que confirma desde todos los ámbitos que Venezuela se convirtió en un “narcoestado”.

Durante la reunión informal que se llevó a cabo en el Consejo de Seguridad de la ONU, Haley dio las declaraciones más fuertes que ha ofrecido como representante del gobierno de Donald Trump; sus afirmaciones desnudaron lo que durante años se convirtió en un “secreto a voces”.

Calificó a Diosdado Cabello, presidente de la ilegítima y chavista Asamblea Constituyente como un “corrupto narcotraficant” y  afirmó que, según sus investigaciones, “incluso monitoreó a otros narcotraficantes para sustraerle los fármacos y eliminar la competencia”.

“Es también un ladrón y un narcotraficante que utiliza su poder para llenar sus bolsillos”, dijo la embajadora de EE. UU. ante la ONU, Nikki Haley.

Ya funcionarios estadounidenses como el senador Marco Rubio, habían mencionado a Cabello como un “capo” de la droga en Venezuela; sin embargo, Haley, como vocera del gobierno de Donald Trump ofreció una confirmación oficial y sin precedentes.

Fue en abril de 2018, cuando la Administración para el Control de Drogas​ (DEA) de Estados Unidos obuvo declaraciones que vincularon directamente a Cabello con el narcotráfico en el norte de Suramérica.

Se trató del testimonio del colombiano Marlon Marín, sobrino de “Iván Márquez” y jefe de la guerrilla colombiana FARC, quien reveló que el segundo hombre más poderoso del chavismo está “hasta el cuello” en el tráfico de drogas a través del Cartel de los Soles.

Marín fue capturado el 9 de abril junto a “Santrich”, exnegociador de la guerrilla en La Habana; el inversionista Fabio Simón Younes Arboleda y Armando Gómez España, alias “el Doctor”.

De acuerdo con el diario colombiano El Tiempo, Marín habló con agentes estadounidenses y reveló que gracias a la cercanía con su tío, viajó a Venezuela y Cuba en varias ocasiones. Aseguró que allí se reunió en varias oportunidades con Diosdado Cabello y varios militares del “Cartel de los Soles“.

Cabe destacar que en febrero un informe detallado referente a la seguridad y dificultades que afectan a la región, el jefe del Comando Sur de los EE. UU., Kurt W. Tidd, señaló a la nación gobernada por Nicolás Maduro como un “país abierto a los narcoterroristas y partidarios libaneses de Hezbolá”.

Narcoestado en evidencia

Y es que el país suramericano ha quedado en evidencia como un narcoestado luego de que con el pasar de los años se descubriera que altos funcionarios del chavismo y del régimen de Nicolás Maduro están directamente relacionados con el tráfico internacional de drogas:

Diosdado Cabello, diputado venezolano y número dos del chavismo.(Wikipedia)

Diosdado Cabello: es el presidente de la ilegítima Asamblea Constituyente, y es calificado como el hombre más poderoso del chavismo. El diario estadouniense The Wall Street Journal reportó a mediados del 2015 que Cabello estaba siendo investigado por la DEA y fiscales federales, y que habría pruebas que demostrarían que el expresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela podría ser la cabeza del denominado Cartel de los Soles.

Hasta ahora, en los tribunales estadounidenses, los abogados de Cabello no han podido desmentir dicha información.

De acuerdo con el Centro de Investigación de de Crimen Organizado (Insigth Crime), el término “Cartel de los Soles” es usado para describir a los grupos al interior de las fuerzas de Seguridad de Venezuela que trafican con cocaína.

Según Insigth Crime el Cartel de los Soles está compuesto principalmente por oficiales militares, que fijan el precio de la cocaína en el país.

Desde Estados Unidos ya el congresista republicano Marco Rubio llamó a Cabello como el “Pablo Escobar” de Venezuela, haciendo referencia a sus vínculos con el narcotráfico y a su jerarquía adentro del cártel como un “capo”. Ahora Nikki Haley, embajadora de estadounidense ante la ONU, lo confirma.

Tareck El Aissami, vicepresidente de Venezuela (Flickr)

Fuente: PanamPost