Estados Unidos celebra el Día del Trabajo con una tasa de empleo máxima.

Hoy los Estados Unidos celebran el Día del Trabajo con indicadores de desempleo en el 3.9 por ciento, presentándose mínimos históricos que benefician a todos los grupos de la población.

De acuerdo con los datos suministrados por la Oficina de Estadísticas Laborales del país, se  registró en el 4.5 por ciento el mínimo al que bajó el desempleo de los hispanos, en el mes de julio.

Igualmente para los asiáticos el porcentaje disminuyó hasta el 3.1 por ciento, y para los afroamericanos un porcentaje del 6.6 por ciento también ha sido un mínimo histórico.

Adicionalmente hay motivos de celebración en este día para los segmentos poblacionales integrados por las mujeres, dado que el empleo con el que cuentan ahora no se veía desde hace 65 años, tal como lo hace notar el Wall Street Journal.

Mensajes del Presidente

El presidente Donald Trump muy temprano envió un mensaje de Twitter en el que se congratula con sus conciudadanos.

“¡Feliz día del trabajo! Nuestro país está desempeñándose mejor que nunca con el desempleo estableciendo mínimos récord. Los Estados Unidos tienen un tremendo potencial a medida que vamos arreglando algunos de los peores acuerdos comerciales jamás hechos por cualquier país del mundo. ¡se están haciendo grandes progresos!”.

A su vez la Casa Blanca se unió a los festejos con la Proclama Presidencial Economía y Empleo.

En el Día del Trabajo, celebramos al trabajador estadounidense: el baluarte de nuestra prosperidad nacional y la piedra angular de nuestra grandeza nacional”, son las palabras iniciales del mandatario de los Estados Unidos, en ella.

En la proclama resalta la labor de los ciudadanos que cumplen con los diversos roles que requiere el país, registrando que son 162 millones las personas que trabajan, al tiempo que los que requieren subvenciones alimenticias son tan poco numerosos como lo eran hace medio siglo.

También describe las estrategias de formación de trabajadores enfocados a las necesidades laborales propias del siglo XXI, nombrando la Ley de Educación Técnica y de Carreras de Carl D. Perkins y la Beca Pell, con la cual los estudiantes pagan programas “de vanguardia a corto plazo”.

El jefe de la Casa Blanca cree también que las renegociaciones comerciales que está tramitando a nivel internacional dinamizarán aún más la economía de su país.

Las Celebraciones

Además de honrar a los estadounidenses que laboran por el bien del país los ciudadanos celebran el fin del verano con grandes desfiles, asados o BBQ, conciertos al aire libre y fuegos artificiales.

Concierto celebrado frente al Capitolio, en Washington D.C.

Por su parte el Departamento de Trabajo de Estados Unidos lo menciona diciendo que es “un tributo nacional anual” a las “contribuciones que los trabajadores han hecho a la fuerza, prosperidad y bienestar de nuestro país“.

Desfile del Día del Trabajo, en California.

Ya desde 1882 se iniciaron las festividades en Nueva York a cargo del Sindicato Central del Trabajo y esta misma entidad, en 1884, eligió el primer lunes de septiembre de cada año para celebrarlo.

A su vez, en 1887, Oregón fue el primer Estado en promulgarlo como Ley.

La celebración nacional recibe una amplia cobertura en los medios y es también un reconocimiento a fuerza que fundamenta los ideales de democracia económica y política, según la misma entidad.