October 16, 2018

Más De 650 Mil Cristianos Oran Contra La Legalización Del Aborto En Las Calles De Argentina.

Más de 650.000 personas se manifestaron el sábado  las principales calles de Buenos Aires para contra la legalización del aborto en la Argentina. Los números fueron estimados por la organización del movimiento.

Evangélicos y católicos se reunieron en torno al escenario donde hubo momentos de alabanza y oraciones por las familias, senadores, bebés que están para nacer y madres que están en conflicto, de acuerdo con el sitio Clarín.

También se leyeron documentos religiosos y civiles que reclamaban una mejora en la ley de adopción que ampare a la madre “desde la concepción“, en el caso de las gestaciones que resulten de violaciones.

La votación final será tomada por el Senado de Argentina el miércoles (8), después de que el proyecto de ley fue aprobado en junio la Cámara de Representantes . Mientras tanto, cientos de iglesias y organizaciones pro-vida han unido fuerzas para combatir la despenalización del aborto.

La Alianza Cristiana de las Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera), organizadora de la campaña “Vamos a salvar dos vidas”, declaró en nota que “el aborto no es una política de salud porque no pretende curar, sino causar la muerte”.

“Todo el mundo habla sobre el aborto, pero los pastores evangélicos son quienes tratan con la mujer que no quiso el embarazo e hizo el aborto”, dijo el presidente de Aciera, Ruben Proiettie. “Nadie habla sobre el síndrome post-aborto”.

Proietti destacó que el papel de las iglesias evangélicas es recibir a las mujeres embarazadas, “mostrar el valor de la vida y dar apoyo total”. “Varias iglesias tienen un sistema host a embarazos no deseados, todos con el dinero de las iglesias, sin ninguna asistencia social”, dijo a la cadena argentina Todo Noticias .

El pastor Osvaldo Carnaval, uno de los promotores de la marcha, dejó claro que los políticos que promueven las leyes de aborto ya no podrán contar con el apoyo de la iglesia. “Necesitamos oír la voz de la vida nacer”, afirmó.