Donald Trump firmó el decreto que restablece las sanciones económicas sobre el régimen de Irán.

El mandatario republicano Donald Trump (AFP)

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó este lunes el decreto que restablece sanciones económicas contra el régimen iraní, las cuales entrarán en vigor oficialmente en la medianoche de este lunes.

La decisión llega casi tres meses después de que el mandatario anunciara el retiro de su país del acuerdo nuclear alcanzado con Teherán en 2015 y tras cumplirse el plazo para la adaptación antes de que la medida comenzara a regir.

En concreto, desde el primer minuto del martes Irán tendrá prohibido utilizar dólares estadounidenses para sus transacciones internacionales y especialmente en sus ventas de petróleo, como reportaron oficiales de las Casa Blanca en conferencia telefónica con medios estadounidenses.

Además, se prohibirá el comercio de metales y autos fabricados en Irán, y se revocarán excepciones que existían para la compra de alfombras y alimentos persas.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, y el líder supremo Ali KhameneiEl presidente de Irán, Hasan Rohani, y el líder supremo Ali Khamenei

Finalmente, se retirarán las licencias para la compra de aeronaves y partes fabricadas en los Estados Unidos y Europa.

Se trata de un paquete de sanciones que habían sido levantadas en 2016 tras la implementación del acuerdo nuclear, a cambio de una fuerte reducción en el programa nuclear iraní y su sometimiento a controles internacionales, y que volverán a regir tras dos años y medio, reportó el Washington Post.

Según los funcionarios de Washington, el objetivo de las sanciones es forzar al Gobierno iraní a renegociar el acuerdo nuclear para que incluye limitaciones a su programa de misiles y sus actividades en el extranjero, y provocar un cambio en la conducta del régimen.

“El presidente ha sido muy claro. Nada de esto tiene que ocurrir. El pueblo iraní no debería sufrir por las ambiciones hegemónicas del régimen”, dijo uno de los funcionarios, de acuerdo con el Washington Post.