Con funerales en Washington y Arizona despedirán al senador John McCain.

WASHINGTON.- El senador republicano John McCain, fallecido este sábado a los 81 años debido a un cáncer cerebral, será enterrado en la Academia Naval de Annapolis (Maryland) después de yacer en sendas capillas ardientes y funerales en Washington y en Phoenix (Arizona), según informan hoy medios locales.

Los servicios fúnebres del veterano legislador se repartirán entre la capital estadounidense, donde desarrolló su carrera política durante más de tres décadas, y el estado al que representaba en el Senado y en el que falleció, Arizona.

McCain, un veterano de guerra, será enterrado en el cementerio de la Academia Naval de Annapolis, muy cerca de Washington, “donde todo empezó”, según adelantó en el libro de memorias que publicó este año, “The restless wave” (La ola inquieta).

El excapitán de la Armada podría haber optado a un entierro cerca de su padre y abuelo en el Cementerio Nacional de Arlington (Virginia), reservado a los caídos en guerra y algunos veteranos condecorados, pero decidió regresar al lugar donde se formó y descansar junto a su viejo amigo Chuck Larson, fallecido en 2014.

Antes del entierro, que según el diario The Arizona Republic será privado, McCain yacerá en una capilla ardiente en el Capitolio de Washington y en otra en el capitolio estatal de Arizona, además de protagonizar misas funerales en ambos lugares, de acuerdo con el rotativo The New York Times.

McCain será el decimotercer senador que yace en una capilla ardiente en la rotonda del Capitolio, un honor reservado para los “ciudadanos más prominentes del país” desde que la práctica comenzó en 1852 tras la muerte del expresidente de la Cámara de Representantes Henry Clay.

Se espera que su funeral en Washington se celebre en la Catedral Nacional, y que los expresidentes Barack Obama (2009-2017) y George W. Bush (2001-2009) pronuncien sendas elegías en la misa.

Hace tres meses, personas cercanas a McCain informaron a la Casa Blanca de que el senador no quería que el actual presidente de EEUU, Donald Trump, asistiera a su funeral y prefería que el vicepresidente Mike Pence fuera en su lugar, según la cadena NBC News.

McCain y Trump protagonizaron amargos choques desde la campaña de 2016 y el presidente ha evitado elogiar la figura del senador tras conocerse la noticia de su muerte, aunque sí expresó su “más profunda compasión y respeto” a los familiares del legislador y ordenó rebajar a media asta la bandera de la Casa Blanca.

Funerales

Los líderes de ambos partidos en el Congreso anunciaron que McCain yacerá el próximo viernes en una capilla ardiente en el Capitolio, un honor reservado para los “ciudadanos más prominentes del país” y que hasta ahora solo se ha otorgado a otros 12 senadores desde que la práctica comenzó en 1852.

El líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, propuso además dar el nombre de McCain a uno de los edificios de la Cámara Alta.

También habrá una capilla ardiente el miércoles, el día en el que McCain habría cumplido 82 años si no hubiera sucumbido a su cáncer cerebral, en el capitolio estatal de Arizona, en Phoenix, y el jueves se celebrará una misa en su memoria en la misma ciudad.

El funeral en Washington tendrá lugar el sábado en la Catedral Nacional, y un día después, McCain será enterrado en una ceremonia privada en el cementerio de la Academia Naval de Annapolis (Maryland), muy cerca de Washington.

En su libro de memorias “The restless wave” (La ola inquieta), McCain explicó este año que quería que le sepultaran en la academia donde se formó como militar, “donde todo empezó”, y al lado del gran amigo que hizo allí, Chuck Larson, quien falleció en 2014.

Se espera que en el funeral del sábado, que se emitirá en directo en internet y por televisión, pronuncien sendas elegías los expresidentes Barack Obama (2009-2017) y George W. Bush (2001-2009).

Fuente: EFE