Putin: “US$ 400 millones fueron enviados desde Rusia a la campaña de Hillary Clinton”

Putin asegura que US$ 400 millones de dólares en dinero negro fueron donados desde Rusia a su campaña en 2016

El presidente de Rusia, Vladimir Putin afirmó ayer durante la rueda de prensa tras la cumbre con el presidente estadounidense Donald Trump que socios de negocios del empresario estadounidense Bill Browder ganaron más de US$ 1,5 mil millones en Rusia.

Nunca pagaron impuestos ni en Rusia ni en Estados Unidos y aun así el dinero fue transferido a los Estados Unidos y enviaron una contribución gigante de US$400 millones a la campaña de Hillary Clinton… Es posible que la contribución sea legal, pero la manera en que el dinero se ganó fue ilegal”, aseguró el mandatario ruso.

Esta información fue revelada cuando un reportero de Reuters le preguntó a Putin si Rusia enviaría a los 12 hombres acusados ​​por el Asesor Especial Mueller, a los EE. UU. para ser juzgados.

Putin respondió que existe un Tratado de Asistencia Mutua en Asuntos Criminales entre Estados Unidos y Rusia desde 1999, y que él permitirá que el Asesor Especial Mueller y su equipo viajen a Rusia para participar en cualquier interrogatorio de los 12 sospechosos.

Sin embargo, a cambio Putin pidió reciprocidad, “Hay razones para creer que algunos oficiales de inteligencia, guiaron y coordinaron estas transacciones y tenemos interés en interrogarles. Este puede ser un primer paso, abundan las opciones“, respondió Putin en referencia a Browder.

La ley de los Estados Unidos prohíbe expresamente que ciudadanos extranjeros o residentes no permanentes puedan donar dinero a políticos o partidos políticos. Esta operación podría hacer sido una manera de esquivar esta ley para  permitir dinero ruso en una campaña electoral nacional.

Así mismo el blanqueo de capitales es una ofensa federal castigada con penas de cárcel por las que Hillary Clinton podría ser juzgada.

El medio de comunicación The Gateway Pundit informó que tanto el partido demócrata como los principales medios de comunicación han hecho todo lo posible por impedir la reunión de Trump y Putin “no por lo que Putin le pueda decir a Trump, sino por la evidencia que podría tener Putin que acusaría a sus líderes en acciones criminales previas“.

El escándalo Uranium One

Otra sombra de duda acerca de una posible connivencia rusa con Hillary Clinton viene del escándalo del Uranium One, donde Rusia pagó a la fundación Clinton más de US$ 140 millones y a cambio la administración de Obama suministró el 20% del uranio estadounidense a Rusia en 2010, asegura el representante de Texas Louie Gohmert.

Putin asegura que US$ 400 millones de dólares en dinero negro fueron donados desde Rusia a su campaña en 2016

El uranio es el componente clave para las armas nucleares y la energía nuclear. En julio de 2011, un reporte de la Oficina de Información Energética estadounidense reveló que las plantas nacionales de energía nuclear dependían de las importaciones de uranio en un 92% del suministro, sin embargo el 23% del uranio había sido vendido a Rusia.

En octubre de 2017, Donald Trump tuiteó “Ahora se acepta comúnmente, después de muchos meses de mirar COSTOSAMENTE, que NO hubo colusión entre Rusia y Trump. ¡Fue colusión con Hillary Clinton!”

El acuerdo sobre el uranio del que habló Trump se refiere a un acuerdo sobre el uranio con Rusia que la administración Obama aprobó.

El sitio web The Hill informó el 17 de octubre que Rusia había utilizado una sofisticada campaña de soborno para asegurar el tratado nuclear. El convenio le dio a Rusia el control sobre alrededor del 20 por ciento de los depósitos de uranio extraible de Estados Unidos.

Hillary Clinton, que en ese momento ocupaba el cargo de secretaria de Estado, recibió sobornos de inversionistas rusos relacionados con el tratado mientras se negociaba. El New York Times informó el 23 de abril de 2015 que la Fundación Clinton recibió más de 10 millones de dólares en donaciones de Uranium One y otros inversionistas con participación en el convenio.

El FBI en ese tiempo fue informado que las autoridades rusas habían montado una operación a gran escala para chantajear y extorsionar a las compañías estadounidenses relacionadas a la producción y transporte de uranio. La agencia también tenía una buena fuente que trabajaba en la industria de uranio, la cual proporcionó una extensa evidencia de sobornos y corrupción.

Sin embargo la investigación fue cerrada en 2015 por el Director del FBI-James Comey. Al informante clave se le dio la orden de silencio y se le impidió hablar en el Congreso, por parte de la abogada general de Obama, Loretta Lynch.

La orden de silencio fue levantada por el abogado general Jeff Sessions el año pasado y tres comités de Congreso interrogaron al informante del FBI -William Campbell, el 7 de febrero.

Esta cumbre Trump – Putin ha sido la primera de una serie de encuentros. “Es en interés de nuestros dos países continuar nuestra conversación y hemos acordado hacerlo“, dijo Trump.