Fundador del movimiento para renunciar al partido demócrata desestima afirmaciones de CNN.

Comparte este artículo:

El fundador del movimiento ‘Walk Away’, que alienta a los estadounidenses comunes a subir sus vídeos y fotos diciendo que abandonan el Partido Demócrata, dijo que las afirmaciones de que se trata de una campaña de “bots rusos“, son falsas.

“Los recientes intentos de los medios izquierdistas de invalidar los testimonios reales, los sentimientos y las experiencias de las personas reales que se han unido a la campaña #WalkAway es otra negación desesperada de la realidad que el Partido Demócrata ya no tiene nada valioso para ofrecer a los estadounidenses”, dijo Brandon Straka a La Gran Época.

Hace varias semanas, el video de Straka se volvió viral y desde entonces se ha visto varias millones de veces.

“Érase una vez, yo era un liberal. Bueno, para ser sincero, hace menos de un año, todavía era liberal”, dice en el video Straka, un peluquero de la ciudad de Nueva York que ahora se describe a sí mismo como un exliberal.

“Rechazo un sistema que permite a una mafia ambiciosa, desinformada y dogmática de suprimir la libertad de expresión, crear narrativas falsas y arrollar con indolencia la verdad”.

Desde entonces, se creó una página de Facebook y un hashtag de Twitter para el movimiento. Straka apareció en Fox News para implorar a los liberales que se alejen del Partido Demócrata.

Un artículo de opinión de CNN publicado la semana pasada dice que el movimiento Walk Away está siendo promovido por “bots rusos vinculados al Kremlin, y ahora es el séptimo hashtag más popular influenciado por Rusia al momento de escribir esto”.

El artículo intentó lanzar el movimiento como algo poco popular, y no incluyó fotos o testimonios de estadounidenses. Se compartió ampliamente en las redes sociales, y numerosos usuarios de Twitter repitieron su narrativa.

Straka explicó que la gente se está hartando después de ver “más historias de comportamiento inestable e incívico de los izquierdistas y un comportamiento cada vez más extralimitado”.

Mientras tanto, la narrativa del bot ruso “solo probará empujar aún más a las personas que ya han tenido suficiente de la izquierda lejos del liberalismo y el Partido Demócrata”. La izquierda está “abrazando ahora la clamorosa lógica que cualquiera que se oponga a su absurda agenda debe ser un robot operativo extranjero”, exclamó.

“La campaña #WalkAway está creciendo a diario con estadounidenses de todo tipo y de todos los ámbitos de la vida que valoran la tolerancia, el civismo, el trato amable y civil, y una apreciación de los valores más importantes de Estados Unidos. Damos la bienvenida a todos los que están hartos de los medios liberales deshonestos y del clima demasiado rabioso de la izquierda”.

En el grupo de Facebook del movimiento, los miembros del grupo se hicieron eco de su sentimiento, declarando que no son “bots rusos”.

“Soy nativa americana de la antigua tribu de Michigan. Me alejé porque elegí el camino amable. Soy de la Primera Nación y estoy segura de que no soy un bot ruso. Bendiciones”, escribió una mujer en el grupo de Facebook.

Otro miembro, Ted Jotte, publicó una foto suya con una declaración que dice: “Estoy muy agradecido con los fundadores de esta campaña #WalkAway, y con todas las personas que se atrevieron a venir aquí y compartir su razón y lógica que los impulsó a salir del Partido Demócrata. Muchos de los mensajes que veo aquí resaltan valientemente las experiencias sobre el racismo y el fanatismo en el Partido Demócrata.

“Hey liberales y todos ustedes propagandistas de medios. No soy un bot ruso”.

Una captura de pantalla de Facebook muestra a un hombre que “se alejó” del partido demócrata, diciendo que no es un bot ruso. (Facebook / captura de pantalla)

Straka, quien es originario de Nebraska, dijo que estaba en contra de Trump hasta que le preguntó a la gente de su ciudad por qué habían votado por él. Eso llevó a Straka a pasar “completamente por la píldora roja”, un término inspirado en la película The Matrix, en el que tomar una píldora roja permite ver la realidad sin filtrar, mientras que tomar una píldora azul lo mantiene a uno atrapado en una placentera visión sintética de la vida.

“Tenía miedo de perder a todos mis amigos. A medida que comencé a publicar sobre estas cosas en las redes sociales, la gente comenzó a atacarme y dejar de ser amigos”, dijo a La Gran Época en una entrevista anterior. “Pero pensé: sabes qué, esto es demasiado importante. Tal vez es el hecho de que soy un hombre gay y ya he pasado por esto -las personas inventan mentiras sobre lo que significa ser gay y tratan de avergonzarme. Yo estaba como: no lo haré. No voy a hacer esto dos veces”.

A continuación

Desfile celebra las 300 millones de renuncias al comunismo chino. Movimiento que sigue en aumento.

“Tuidang” o Renuncia al Partido, es un movimiento silencioso que está arrasando a China, pero pocos en Occidente lo saben. Éste está creando un desafío para el Partido Comunista Chino disolviéndolo desde adentro. Las renuncias aumentan rápidamente, con entre 90.000 y 150.000 retiros diarios. ¿Dónde terminará?

A través de La Gran Época


Comparte este artículo: