November 21, 2018

Corea Del Norte Amenaza Con Cancelar Cumbre Con Trump.

El gobierno de Kim Jong-un manifestó su molestia por la realización de ejercicios militares de Washington en aguas de la península coreana y los calificó como “provocadores”. Washington insiste en que la reunión se llevará a cabo a pesar de las amenazas.

Este martes, Corea del Norte amenazó con cancelar la cumbre prevista para el 12 de junio entre el líder del país, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, debido a ejercicios militares de Washington y Corea del Sur, reportó hoy la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Según el informe, Pionyang afirmó que los ejercicios militares equivalían a un ensayo de invasión, algo que ha sido una queja reiterada del Estado norcoreano siempre que se han hecho tales simulacros.

Estados Unidos “debe hacer una cuidadosa deliberación sobre el destino de la cumbre EEUU-Corea del Norte a la luz de estos provocativos ejercicios militares”, reportó la agencia norcoreana, conforme citó Yonhap.

De hecho, unas conversaciones de alto nivel que estaban previstas entre enviados de Corea del Norte y Corea del Sur este miércoles también fueron suspendidas a causa de esos ejercicios, informó la agencia noticiosa.

Sin embargo, y a pesar de las amenazas, el gobierno de Estados Unidos anunció que mantenía los preparativos para la cumbre entre Trump y Kim Jong Un.

“Seguimos avanzando” para la cumbre, dijo Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado, quien añadió que Washington no recibió ninguna “notificación” de la advertencia norcoreana reportada poco antes por una agencia noticiosa surcoreana.

Antes de que se anunciara la cumbre, Piongyang ha insistido en que Estados Unidos retire su apoyo a Corea del Sur, donde están estacionados más de 30.000 efectivos militares estadounidenses.

La reunión entre Trump y Kim se celebrará el próximo 12 de junio en la ciudad-estado de Singapur, en el sudeste asiático, en el que se espera se hable sobre el programa de armas nucleares norcoreano, al que Trump exigió que Kim renuncie irreversiblemente. Pero Kim ha dado pocos indicios de lo que está dispuesto a conceder o lo que va a exigir a cambio.