50.000 palestinos protestan en la frontera Gaza-Israel; 55 muertos y más de 2700 heridos al momento.

Enfrentamientos violentos estallaron el lunes desde la mañana entre alborotadores palestinos, incluidos terroristas de Hamas, en contra de las fuerzas de las FDI a lo largo de la frontera entre Gaza e Israel, previo a la esperada inauguración de la embajada de EE.UU. en Jerusalén.

El Ministerio de Salud de Gaza reporta al momento que 55 palestinos murieron y más de 2700 resultaron heridos en los enfrentamientos violentos en la “Gran Marcha del Retorno”, organizada por Hamás, en el marco de la conmemoración de la Nakba, la “catástrofe” como consideran los palestinos al nacimiento de Israel en 1948, que se llevará a cabo mañana martes entre los palestinos.

De acuerdo a las cifras de las FDI, cerca de 50,000 habitantes de Gaza se manifiestaron hoy a lo largo de la frontera con Israel y agregó que miles más estaban reunidos en distintos puntos a varios cientos de metros de la cerca.

El ejército indicó que 3 militantes de Hamás murieron mientras intentaban colocar explosivos cerca de Rafah. Las FDI atacaron además 5 blancos de Hamás en el norte de la Franja de Gaza luego de que hombres armados dispararon contra soldados israelíes. “Recientemente, un avión de combate de la FAI atacó cinco blancos terroristas en un centro de entrenamiento militar perteneciente a la organización terrorista de Hamas en el norte de la Franja de Gaza”, dijo el ejército en un comunicado el lunes por la tarde.

“Además, un avión y un tanque de las FDI apuntaron a dos posiciones militares adicionales de Hamas en el norte de la Franja de Gaza. Estos ataques se llevaron a cabo en respuesta al incidente en el que Hamás disparó contra las fuerzas del Ejército de Defensa de Israel en el norte de la Franja de Gaza”, agregó el comunicado.

“Las FDI operan con determinación para evitar que las actividades terroristas masivas sean dirigidas constantemente por la organización terrorista Hamas. Cada acto de terror recibirá una respuesta dura”, dijo el ejército.

De la misma manera, indicaron que un total de 12 grupos coordinados de gazatíes intentaron irrumpir la valla de seguridad a lo largo de la frontera. Todos los intentos fueron frustrados.

Y como se ha presentado a lo largo de las últimas 2 semanas, al finalizar las protestas un grupo de manifestantes irrumpió de nuevo en el Cruce de Kerem Shalom, el paso entre Israel y Gaza por donde transita la ayuda humanitaria, para causar destrozos.

Aproximadamente a las 4 p.m., durante la inauguración de la embajada de EE.UU. en Jerusalén, fuentes militares dijeron que grupos impulsados ​​por Hamás estaban tratando de infiltrarse en varios puntos a lo largo de la valla de Gaza.

Mohammed Hamami, de 40 años, dijo que la marcha es un “mensaje a Israel y sus aliados de que nunca renunciaremos a nuestra tierra”. La mayoría de los habitantes de Gaza son descendientes de refugiados de la Guerra de Independencia de 1948 de Israel.

“Si la mitad de la gente muere, no nos importará”, dijo Bilal Fasayfes, de 31 años, mientras subía a un autobús de Hamás que lo llevaría a la frontera con su esposa y dos niños. “Seguiremos adelante para que la otra mitad pueda vivir con dignidad”.

En Khan Younis, el sur de Gaza, grupos de jóvenes enmascarados caminaban entre las tiendas obligando a los propietarios a cerrar para respetar una huelga general.

Muataz al-Najjar, de 18 años, quien fue herido cuatro veces en las últimas siete semanas, dijo que esperaba irrumpir la valla. “Volveremos y se evitará el traslado de la embajada a Jerusalén”, afirmó.

En el Hospital Shifa, donde los médicos dicen que se están quedando sin suministros elementales y se les obliga a dar de alta a los pacientes antes de tiempo para dar espacio a la próxima ola de heridos, se estableció una carpa grande frente a la sala de emergencias.

See espera que grandes oradores transmitan mensajes en las mezquitas animando a la gente a unirse a las protestas violentas en la frontera.

Aviones israelíes lanzaron volantes sobre la Franja de Gaza el lunes por la mañana advirtiendo a los palestinos que se mantengan alejados de la valla que separa el enclave costero de Israel, dijo el ejército.

“Una vez más, la Fuerza Aérea de Israel distribuyó volantes advirtiendo a los habitantes de Gaza no acercarse a la valla de seguridad con el fin de dañarla o llevar a cabo ataques terroristas”, dijo la Oficina del Portavoz del Ejército en un mensaje de Twitter.

Los folletos en árabe también advierten a la población del enclave costero que el grupo terrorista Hamas que gobierna la Franja está poniendo en peligro sus vidas.

“Hamas está tratando de ocultar sus muchos fracasos al poner en peligro tu vidas. Al mismo tiempo, Hamas te está robando tu dinero y usándolo para excavar túneles a costa tuya”, dice el mensaje.

El ejército disparó e incendió montones de neumáticos preparados por manifestantes cerca de la frontera con el fin de evitar que los manifestantes los usen más tarde para crear una cortina de humo, informó Hadashot News.

El principal temor del ejército durante los disturbios previstos es que decenas o cientos de palestinos, incluidos miembros de Hamas, logren atravesar la valla de seguridad de Gaza y causar estragos en una de las comunidades israelíes, atacando a los residentes, iniciando incendios y destruyendo edificios.

Fuentes militares creen que Hamas se concentrará en las protestas masivas pero el ejército también se prepara para combates armados más directos, incluidos ataques contra sus fuerzas desplegadas a lo largo de la frontera o secuestros de soldados, como sucedió en años pasados.

Dos brigadas adicionales tomaron posiciones a lo largo de la frontera con Gaza antes de los disturbios anticipados. Soldados adicionales también han sido desplegados para proporcionar seguridad adicional a las comunidades israelíes cerca de la frontera.

Con información de Haaretz y The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico