October 15, 2018

Donald Trump Ordena Un Ataque Contra Siria.

El presidente de Estados Unidos tomó la acción en conjunto con Francia y Reino Unido.

El presidente Donald Trump anunció el viernes por la noche que se había lanzado una operación conjunta entre Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña sobre Siria, apuntando al régimen “criminal” de Bashar al-Assad y diciendo que un supuesto ataque químico había marcado una “escalada significativa”.

Estados Unidos lanzó “ataques de precisión” contra blancos asociados con el programa de armas químicas de Siria, confirmó esta noche el presidente Donald Trump.

 

En un discurso pronunciado desde la Casa Blanca, Trump dijo que una “operación combinada” con Francia y Reino Unido está en curso.

La acción bélica que tomó el primer ejecutivo se debe a que el sábado pasado el presidente sirio Bashar Assad llevó a cabo una “significativa escalada de un patrón de uso armas químicas por parte de ese terrible régimen”.

Trump aseguró que Estados Unidos no busca con este ataque “una presencia indefinida” en Siria y prometió que retirará sus tropas una vez que el Estado Islámico sea totalmente derrotado.

Pidió, además, una “oración por nuestros nobles guerreros” que participan de la operación contra el régimen sirio al concluir su mensaje.

Mientras daba su mensaje desde Washington, fuertes explosiones iluminaban el cielo de la capital siria mientras. Poco después, la agencia estatal siria, SANA, aseguraba que las fuerzas de defensa aérea del país “están haciendo frente al ataque estadounidense-franco-británico contra Siria”.

La ONG Observatorio Siria de Derechos Humanos informó de que la ofensiva tuvo como blanco “los centros de investigación científica, varias bases militares, sedes de la Guardia Republicana y la Cuarta División en la capital y sus alrededores”.

En referencia a Rusia e Irán, Trump preguntó: “¿Qué tipo de nación quiere asociarse con el asesinato masivo de hombres, mujeres y niños inocentes?”.

“Esta noche, les pido a todos los estadounidenses que recen por nuestros nobles guerreros y nuestros aliados mientras llevan a cabo sus misiones. Oramos para que Dios traiga consuelo a los que sufren en Siria”, dijo el presidente.

Esta es la segunda ocasión en que Trump ordena ataques en Siria. En abril de 2017 autorizó el lanzamiento de misiles Tomahawk contra una base aérea siria en represalia por el uso de gas sarín contra civiles por parte de Assad.

Por su parte, la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, hizo lo propio en su país y anunció la incursión en el conflicto con Estados Unidos.

“Esto no se trata de intervenir en una guerra civil. No se trata de cambiar un régimen. Es sobre un ataque limitado y dirigido que no escala las tensiones en la región y que hace todo lo posible para prevenir muertes civiles”.

En cambio, en los principales periódicos franceses y en las redes sociales del gobierno Francés aún no hay una reacción oficial al ataque, pese a que Trump anunció que el país europeo se unió a la ofensiva militar.

De inmediato, Mac Thornberry (Texas), el presidente del Comité de Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes, apoyó la decisión de Trump.

“El uso que hace Asad de armas químicas contra civiles inocentes es inaceptable. Igualmente preocupante es que ese ataque es parte de una tendencia en el uso de armas químicas por todo el mundo, con el  apoyo de  Rusia. Estados Unidos y nuestros aliados no pueden tolerar estos ataques. Apoyo la decisión del Presidente de llevar a cabo esta huelga junto con nuestros aliados. Sigue habiendo preguntas difíciles sobre el futuro de nuestra política en Siria, pero esas preguntas no deberían restar justicia a las acciones de esta noche”, dijo el republicano.

Por su parte, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, abandonó hoy prematuramente la ceremonia de inauguración de la VIII Cumbre de las Américas y regresó a su hotel en Lima, mientras la prensa especulaba sobre el posible anuncio de Washington relativo a Siria.

Pence, quien debía asistir a la ceremonia de inauguración y después a un banquete, se dirigió a su hotel poco después de llegar al Gran Teatro Nacional de Lima, mientras la Casa Blanca convocaba en Washington a los periodistas sin dar más explicaciones.

Trump se reunió hoy con su equipo de Seguridad Nacional para evaluar su respuesta al presunto ataque químico del pasado fin de semana en Siria, al que había prometido responder de forma “contundente” y probablemente por la vía militar.