October 17, 2018

Assassin’s Creed: Videojuego Que Idealiza A Karl Marx.

La entrega del videojuego Syndicate, uno de las varias entregas de la saga Assassin’s Creed, está ambientada en Londres en 1868. Es decir, el juego transcurre sobre los primeros años de la Revolución Industrial. El panorama que se describe es el de una ciudad que recibe a decenas de miles de inmigrantes para ganarse la vida con los trabajos en las fábricas londinenses de la época. Se deje entrever que el mundo ya no está controlado por reyes, políticos o por la iglesia, sólo por el dinero.

En el desarrollo de Syndicate se denuncia la situación en la que se encontraban los miles de trabajadores de las primeras fábricas industriales. Esos primeros años del capitalismo en los que las compañías estaba controladas por las aristocracias de la época. En el videojuego, los jugadores forman parte de la clase obrera de la época para luchar contra los empresarios.Syndicate cuenta la historia de los hermanos Frye, dos asesinos que quieren liberar Londres de las manos templarias -que controlan gran parte del capital y del poder-. Uno de los cameos del juego es de Karl Marx, aunque también aparecen Alexander Graham Bell, la Reina Victoria o Charles Darwin.

Karl Marx en el juego

En Assassin’s Creed se presenta al padre del marxismo como una persona que visitaba habitualmente las fábricas londinenses, por este motivo se reúne con los hermanos Frye, a los que agradece su lucha por la liberación del yugo templario y les pide más implicación con la clase obrera. Se presenta a Marx como una persona encargada de celebrar reuniones y mítines en las fabricas -que según el videojuego le costó serios problemas con la policia londinense-.

Según narra el videojuego, el padre del socialismo científico tenía informes de una fábrica local que abusaba de los trabajadores y se dedicó a incendiar las reservas de algodón de la fábrica para que los hermanos Frye pudieran coger pruebas de la explotación obrera para después denunciarlo.

Sin embargo, en el mundo real, Marx apenas conocía la situación de las fábricas -vivía de lo que Engels le prestaba y sólo trabajó como corresponsal del New York Daily Tribune durante un periodo de tiempo muy corto. En 1868, año en el que se desarrolla el juego, Marx era el líder del Consejo General de la Asociación Internacional de Trabajadores -conocida como la Primera Internacional-, una organización que cayó en decadencia en el año 1872, tras el fracaso de la Comuna de París. Su labor al frente de la AIT fue luchar contra el movimiento moderado de los sindicalistas británicos y contra el anarquismo.

© Libre Mercado